Manifiesto 25 de noviembre de 2012 - Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

Recortar en políticas de Igualdad es ahondar en la Violencia contra las Mujeres

La violencia contra las mujeres, la violencia sexista y machista, no sólo no tiene tregua sino que, además, se va adaptando a los nuevos tiempos en los que, por desgracia, está encontrando mayor respaldo. Uno de los peores males que puede padecer la sociedad, es la misoginia y ésta se está expandiendo a sus anchas. Los discursos que se escuchan desde todos los frentes políticos e institucionales, están dirigidos a opinar o a emprender medidas que supuestamente van a solucionar la crisis, sin que desde el gobierno central, los autonómicos o los locales, se plantee de forma decidida que entre  lo innegociable de sus políticas, debe encontrarse la igualdad entre mujeres y hombres y las políticas contra la violencia de género.



A nivel mundial las mujeres tenemos menores salarios en iguales trabajos, dobles y triples jornadas de trabajo, feminización de la pobreza, menos oportunidades, trabajos provisionales, responsabilidad de los cuidados, menores tasas de actividad, tasas ínfimas de representación, somos asesinadas por defender la educación de las niñas, los burkas no caen, lapidan por defender la libertad, se usa el ácido para reprimir la corporalidad, aumentan los feminicidios de mujeres jóvenes y pobres, la explotación sexual de mujeres y niñas para la satisfacción de prostituidores y enriquecimiento de las mafias, así como el encarcelamiento por defender el feminismo laico y sin fronteras,...

En España todavía se permiten declaraciones de altos cargos que incitan a la violación, amenazas de modificación regresiva de la Ley de Aborto, sentencias judiciales a favor del acoso sexual, asesinatos que no paran, protecciones que no llegan, divorcios que no pueden realizarse por falta de dinero, lenguaje institucional cada vez más machista, programas televisivos que potencian la desigualdad, subvenciones a la educación segregada por sexos, continuar con el desmantelamiento que empezó el PSOE, y que ha continuado el PP, de organismos de igualdad, de recursos públicos, ... ¿Con quién se tiene la deuda, sólo con bancos?

Desde IU EXIGIMOS que la violencia contra las mujeres debe ser eliminada definitivamente de nuestras vidas y para ello, es necesario: 

que las mujeres tengamos el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo
que la violencia de género: maltrato psíquico, agresiones físicas, violencia sexual,… no sea invisibilizada, ni minimizada por las instituciones y la sociedad.
que las mujeres no seamos acosadas laboral ni sexualmente
que las mujeres tengamos derecho a la igualdad laboral: sin discriminación salarial y en igualdad de oportunidades y de derechos.
que la sociedad sea paritaria en los mejores aspectos que la fundamentan y definen y que se reconozca la deuda que la Historia tiene contraída con nosotras
que el gobierno central y los gobiernos autonómicos y los ayuntamientos,  centren sus esfuerzos en consolidar la igualdad y la no violencia de género.