29 de Marzo de 2012. Huelga General

29M Huelga General

El Gobierno del Partido Popular ha aprobado un Proyecto de Ley que deja sin protección frente al poder de la patronal a quienes trabajan o quieren trabajar. Es una reforma a la que el PSOE abrió la puerta. El PP no ha tenido más que empujarla.

Mariano Rajoy argumenta que la reforma permitirá dar trabajo a quienes ahora no lo tienen. Es mentira, el propio Gobierno ha reconocido que en este año habrá 630.000 personas desempleadas más y que nuestra economía estará en recesión, con un descenso del PIB del 1,7%. No ha propuesto ninguna medida concreta para corregir esa situación. Sólo pretende enfrentar a unos trabajadores y trabajadoras con otros y otras, a personas paradas con quienes tienen trabajo; a quienes tienen contrato indefinido con quienes lo tienen temporal, a personal de la administración pública con quienes trabajan en la empresa privada, a jóvenes y mayores.

Es la reforma laboral del paro
El patrón podrá despedirte casi sin ningún requisito. Bastará que haya tenido menos ingresos en tres trimestres, ni siquiera es necesario que tenga pérdidas. De esta forma hasta las grandes empresas como Telefónica o los Bancos Santander y BBVA podrán despedir con bajas indemnizaciones.

El nuevo contrato, que se aplicará en el 99% de los casos, permite el despido fácil y gratuito en un período de prueba de un año.

Es la reforma laboral del despido fácil y barato
El poder patronal se aplicará casi sin límite en la contratación, en las relaciones laborales en la empresa y en el despido. El empresario podrá rebajar tu salario, cambiar unilateralmente jornada, horario y turnos; trasladarte de lugar de trabajo, incluso a otra ciudad; si no te interesan las condiciones te puedes autodespedir con una indemnización de 20 días por año trabajado y un máximo de 9 o 12 meses, según el caso.

Es la reforma laboral que da todo el poder al patrón
Los convenios colectivos, que tienen su carácter vinculante establecido en la Constitución, podrán ser ignorados por el empresario. El patrón se podrá descolgar del convenio, del contrato de trabajo y hasta de ventajas que el mismo haya concedido. El 95% de quienes trabajan en empresas pequeñas quedan sin protección y sin el beneficio de una negociación colectiva más ventajosa. La reforma perjudica especialmente a las mujeres.

Es la reforma laboral para la desprotección de l@s trabajador@s



Hay otra salida para la crisis y para crear empleo
Se puede crear empleo, pero el Gobierno se niega a buscar los recursos para hacerlo aplicando medidas contra el fraude y que contribuyan a una mayor justicia fiscal. Se niega también a la reforma financiera que permita que el crédito llegue a las empresas y a las familias, mediante la creación de una banca pública. Izquierda Unida tiene un plan concreto y para crear el empleo necesario durante los próximos tres años.

Es posible llegar a un acuerdo que permita construir un modelo productivo y de desarrollo distinto al modelo perverso que nos ha llevado a esta situación. Un modelo que asegure un desarrollo sostenible de la economía, creador de empleo digno y estable, con unos servicios públicos garantizados y de calidad, con un mayor papel de lo público en los principales sectores económicos y con un mayor control democrático de la economía y del funcionamiento de las empresas. Hemos emplazado al Gobierno a que tome la iniciativa, pero no hay respuesta hasta el momento.

Hay que parar esta reforma con la Huelga General
La agresión del Gobierno contra los derechos de los trabajadores y las trabajadoras ha superado todas las líneas rojas. Sólo hay una forma de pararla: con la movilización organizada y contundente, con la Huelga General, que es el arma más fuerte de los trabajadores y trabajadoras.

Izquierda Unida apoya la Huelga General convocada por los sindicatos y contribuirá con toda su capacidad a su éxito.

La Huelga General no es un fin, sino un medio para parar la reforma laboral y los recortes sociales del PP
Es una Huelga justa y necesaria, a la altura de la agresión que se pretende. Por esto es crucial asegurar su éxito para que pueda cumplir el objetivo de parar la reforma. La Huelga General del 2002, frente al Gobierno del PP de Aznar, logró detener el llamado "decretazo" y tuvo que dimitir el Ministro de Trabajo. Llamamos a crear plataformas ciudadanas unitarias para apoyar la organización y realización exitosa de la Huelga General y para continuar la lucha hasta que el Gobierno retire la reforma laboral. Los trabajadores y trabajadoras pueden contar con nuestro compromiso.



IU siempre con l@s trabajador@s