Cayo Lara pide al Gobierno que actúe “con respeto y mucha diplomacia con el Gobierno argentino” por el asunto de la compañía YPF

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha pedido al Gobierno que actúe “con respeto y mucha diplomacia con el gobierno argentino, y no con salidas aparentemente patrióticas que quizá quieren desviar la atención de otros problemas”, en referencia a la polémica con Argentina por el proyecto de ley que permite declarar de utilidad pública y sujetas a expropiación parte de las acciones de la compañía YPF, controlada por Repsol en un 57 por ciento.

En rueda de prensa en la sede de IU en Albacete, antes de participar en Villamalea en un acto público en conmemoración de la proclamación de la II República, Lara ha señalado que hay que tener “mucho cuidado” en las relaciones internacionales y que el Gobierno y los ministros de Mariano Rajoy “deberían ser más patriotas con los ciudadanos de este país, y menos patriotas con los mercados y con algunas multinacionales”.

En esta línea, el dirigente de IU ha manifestado que, por el hecho de que “a nosotros nos estén pisoteando nuestra soberanía cada día desde Europa, nos manden inspectores porque no se fían de nuestras cuentas y nos digan qué tenemos que hacer, no quiere decir que el Gobierno español le pueda decir al argentino lo que tiene que hacer con sus decisiones soberanas”.

Cayo Lara ha pedido al Gobierno que trate estos temas “con respeto y mucha diplomacia”, en clara referencia a las expresiones del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que ha advertido a Argentina de posibles consecuencias derivadas de su decisión sobre YPF. “Hay que defender nuestros intereses, pero hasta un límite teniendo en cuenta que hablamos de una empresa privada", y ha añadido que  “YPF no es una empresa con capital mayoritario español”.

Por otra parte, Cayo Lara ha asegurado que las medidas destinadas a combatir el fraude fiscal aprobadas por el Consejo de Ministros este viernes “son insuficientes para hacer aflorar el dinero no declarado”, porque además “el Gobierno no quiere actuar contra el fraude fiscal de las Sicav”, y ha pedido al Ejecutivo que “practique el deporte sano de Alemania, que ha hecho un acuerdo con Suiza para que las cuentas que están allí no declaradas se graven con un 40 %”.

Lara ha reconocido, no obstante, que estas medidas recogen algunos “aspectos positivos”; aunque ha señalado que lo que menos convence a IU es que “las medidas no afectan a las grandes corporaciones ni a los grandes patrimonios”.

El también diputado ha recordado que fue propuesta de IU limitar el pago en efectivo a 1.000 euros, “pero el Gobierno lo ha puesto en 2.500, con lo que aflorará menos dinero”. No obstante, Lara ha reconocido que también es bueno “limitar las facturas falsas excluyendo del régimen de módulos a empresarios que facturen menos del 50 por ciento de sus operaciones a clientes particulares”, así como la prescripción fiscal del dinero no declarado, que hasta ahora era de cinco años.

Para Lara, que ha reprobado la decisión de la amnistía sacada adelante esta semana en el Congreso, “los que no pagan impuestos roban servicios públicos a gente que sufre mucho”. Y ha apuntado también que “una amnistía fiscal no se resuelve el problema”.

También se ha referido el coordinador federal de IU a la propuesta que la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ha presentado para reformar la Ley Electoral de la región, con la que pretende “ganar las próximas elecciones autonómicas con más margen de maniobra”. Al respecto ha añadido que “alguna gente debería reflexionar porque, si algunos hubieran modificado la Ley Electoral, Cospedal no sería presidenta en la región”.

Asimismo, ha acusado a la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP de ser “la persona que está desarrollando más falsedades por kilómetro cuadrado” en el Partido Popular, porque está haciendo “incluso lo contrario de lo que dijo en campaña”, “no hay más que coger la hemeroteca”.

Finalmente, Cayo Lara ha descrito a la presidenta de Castilla-La Mancha como “la punta de lanza y la parte más neoliberal y dura” del PP, en relación a la decisión de privatizar educación y sanidad, y se ha mostrado esperanzado de que haya “una reacción popular importante” para rechazar estas políticas.


(En la foto, Cayo Lara junto al coordinador de Castilla-La Mancha)