Caridad García desmonta el discurso de Wert y dice que su 'decretazo' educativo "presiona al profesorado, masifica las aulas y reduce las opciones educativas"

Intervención de la diputada de IU en el Pleno en el debate de convalidación del RDL de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo

"
Señorías, señor ministro, el día de hoy numerosos colectivos ciudadanos lo han declarado como día de luto oficial, y es por la convalidación de dos reales decretos-leyes que atentan contra la Educación Pública y la Sanidad Pública. Eso ha motivado esta nada agradable calificación. A día de hoy hay numerosas personas, estudiantes, profesores, encerrados en también numerosas universidades del Estado español, y con estos recortes pasado mañana, al otro y al otro serán muchas las personas que estén en la calle protestando precisamente por esto que está sucediendo. Usted, señor ministro, ante este panorama se permite el lujo de calificar como prejuicio las manifestaciones que colectivos que tienen un peso específico en el campo educativo han hecho con respecto al real decreto, acusando además a una comunidad de sugerirle esos recortes y más. No le voy a decir aquí que es un poco acusica, señor ministro, que se lo digan otros, pero creo que ningún grupo parlamentario va a querer hablar con usted ni en la intimidad.

¿Usted cree, señor Wert, que masificar aulas, incrementar la presión sobre los docentes, no cubrir las bajas del profesorado y reducir la oferta educativa de los centros en la educación no universitaria es prejuzgar? Hoy se convalida este real decreto que modifica leyes orgánicas, señor Wert, en algunos casos textos completos de artículos. Ustedes están hurtando a esta Cámara con los reales decretos la posibilidad de debatir y enmendar normas y viene hoy a justificar lo que tiene que hacer diciendo que no le queda más remedio. Ustedes han ido adelgazando las administraciones públicas, el Estado y las autonomías y ahora nos vienen a decir que no les queda más remedio que tomar estas medidas. Señor Wert, al menos seriedad y rigor, porque han sido ustedes los culpables de que hoy se tengan que tomar estas medidas.

No prejuzgamos tampoco, señor Wert, cuando le decimos que las propuestas de este real decreto son nuevas arbitrariedades que usted se saca de la manga porque ignoran o menosprecian los más elementales estudios científicos que vienen a demostrar que ningún sistema educativo en el mundo puede mejorar ni mantener su calidad despidiendo y presionando al profesorado, masificando las aulas o reduciendo las opciones educativas.

Señor Wert, se lo dice hasta la propia Comisión Europea, aunque usted luego quiera negar la mayor. La Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos tampoco prejuzga, simplemente denuncia y advierte que el incremento de horas lectivas semanales conlleva un aumento del número de grupos que se asigna a cada profesor y un mayor número de alumnos que atender, con la consiguiente desatención a otras funciones y tareas, pero usted sordo a esto, señor Wert.

Tampoco es prejuzgar decir que esto significa un despido encubierto de profesorado, reduciendo significativamente el número de docentes que atenderán a la educación de nuestros hijos e hijas, impidiendo dar una respuesta educativa inclusiva y que evite el actual fracaso escolar. ¿Pero cómo va a ser prejuzgar eso si ya está pasando en comunidades autónomas donde ustedes gobiernan, señor Wert? ¿Puede usted decir sin ruborizarse que prejuzgamos cuando decimos que el incremento de alumnos por aula afecta y muy negativamente a su atención individualizada y muy especialmente en el caso de quienes tienen mayores dificultades de aprendizaje?

Y un inciso, señor Wert. ¿Qué problemas tiene usted con la población inmigrante, con los alumnos y alumnas inmigrantes? ¿Qué problema tiene usted para que en sus aulas puedan estar perfectamente atendidos estos inmigrantes? Señor Wert, ¿considera también prejuzgar que entendamos como especialmente grave la no sustitución de profesorado antes de diez días? ¿Es usted consciente de lo que esto supone o simplemente no le importa privar a los alumnos del derecho a recibir clase durante dos semanas? Señor Wert, usted debe de visitar pocos o ningún centro porque si no tendría que conocer que la mayoría de los centros no tienen posibilidades de hacer que estos alumnos tengan un profesor más allá de agruparlos de nuevo por aulas o hacer que un profesor que no tiene las mismas materias tenga que impartir clase, y eso usted debería saber que afecta negativamente al aprendizaje de los alumnos y a sus necesidades educativas.

Está promoviendo con este real decreto un retroceso sin precedentes. Navegan ustedes entre el Medievo y un regreso al modelo franquista, de educación selectiva y destinada a una élite. No sé si eso le gustará a usted; a lo mejor dice como antes, que tampoco le gusta pero no tiene más remedio que hacerlo. ¿No tiene usted más remedio que regresar al Medievo o a un modelo franquista, señor Wert? Cuando afirmamos que usted por primera vez en la democracia de este país no se ha reunido con los legítimos representantes de las universidades para consultar sobre el decretazo, tampoco prejuzgamos, simplemente constatamos una realidad, porque no lo ha hecho. No sé si es que a usted le da vergüenza decir que sí tiene peso específico en el ámbito educativo medio y superior lo que usted aquí nos está diciendo hoy, amparado, eso sí, en su mayoría absoluta, lo que no le da la razón en eso, créame.

¿Es prejuzgar que este real decreto modifica el sistema universitario? A veces, cuando le escucho, señor Wert, tengo la sensación de que usted no se lee sus propias normativas. Evidentemente, sí se las lee porque lo ha hecho aquí; hoy nos las ha leído. Por ello, no me queda más remedio que pensar que usted lo que no hace es entenderlo. No entiende lo que usted mismo dice que tienen que hacer. No me queda otro remedio que pensar eso. Porque, ¿es prejuzgar que el incremento general de las tasas de matrículas implica un retroceso y un cambio profundo en el concepto de la universidad pública? ¿Es también prejuzgarlo?

Señor Wert, señorías, con la subida de las tasas universitarias, con lo que nos ha explicado aquí con la lectura de ese real decreto, lo que hace usted es acabar con el concepto universal de la educación pública del sistema público educativo. Si a los recortes en la universidad les sumamos los 166 millones de euros del programa de becas y ayudas al estudio en los Presupuestos Generales -iba a decir del Estado, que sería lo correcto, pero vamos a cambiar la palabra y le voy a decir del mercado, los Presupuestos Generales del ‘mercado’, porque finalmente eso es lo que son-, en un futuro cercano la educación superior habrá perdido su condición de pública y su calidad, eso que usted dice que no va a perder nunca, pero van ustedes dando pasos en esta dirección.

Señor ministro, ¿prejuzgamos cuando decimos que se reducen las condiciones laborales y se modifica de forma unilateral el régimen de dedicación del profesorado universitario al aumentar las horas lectivas en un 50% a los profesores que tengan sexenios vivos, es decir, para la mayoría de los mismos? ¿También es prejuzgarlo? ¿Es prejuzgar que se les reducen las condiciones laborales y se les modifica unilateralmente el régimen de dedicación? ¿Es prejuzgar que a quienes no tengan un sexenio de investigación reconocido se les obliga a abandonar la posibilidad de investigación? Otros portavoces se lo han dicho anteriormente.

Señorías, los recortes de los Presupuestos Generales del ‘mercado’ y las medidas que se proponen en este real decreto implican el desmantelamiento progresivo de la universidad pública y una profundización en el proceso de privatización y mercantilización de la universidad española. No prejuzgamos, señor Wert, afirmamos. Ayer mismo nos lo confirmaban los componentes de la CRUE, rectores de las universidades españolas. Ustedes van a tener serias dificultades para aplicar este decreto, que falla en la forma y en la práctica.

Nuestro grupo, La Izquierda Plural, rechaza tanto los recortes que aparecen en lo que denominamos -reitero- los Presupuestos Generales del ‘mercado’, como los de este real decreto que hoy se trae a convalidación. Unos y otros son una declaración de guerra contra la educación pública que, lamentablemente, ustedes han emprendido. Y como estamos en la parte de las ofertas, también nosotros, el Grupo de La Izquierda Plural, le hacemos una oferta, señor Wert, que estoy segura de que desgraciadamente usted no va a atender, estamos seguros de ello. Le hacemos la oferta de que retire este real decreto, convoque a toda la comunidad educativa, hable con todos y cada uno y, a partir de ahí, empecemos a mejorar el sistema público educativo español y no a empeorarlo.

Mientras tanto, señor Wert, la respuesta la tendrá en la calle. Nosotros estaremos con la gente de la calle porque hay razones para estar allí y decirles a ustedes que están haciéndolo muy mal, que se quieren cargar el sistema público educativo en nuestro país y que están dando los pasos, que avanzan. Y estamos convencidos de que, lo dirá usted mejor o peor -casi siempre peor-, lo que no da es puntada sin hilo, señor Wert".


(En la imagen, la diputada de IU Caridad García)