Cayo Lara responde a Montoro que "estos son unos presupuestos para el rescate" y advierte de que están plagados de concesiones "para los bancos, para los especuladores y los defraudadores"

“Comprométase con esta Cámara –exigió al ministro- si va a actualizar las pensiones el año próximo y diga de dónde va a sacar el dinero. Dígalo claro Sr. Montoro porque hay nueve millones de pensionistas esperando la respuesta”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, respondió hoy a la presentación de las cuentas públicas para el 2013 realizada en el Congreso por la mañana por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, asegurando que estos “Presupuestos Generales son, en definitiva, unos presupuestos para el rescate” y advirtió de que están plagados de concesiones “para los bancos, para los especuladores financieros y los defraudadores”.
Durante su intervención ante el Pleno para defender la enmienda a la totalidad de devolución presentada por el Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA, Cayo Lara hizo un análisis pormenorizado del segundo proyecto de ingresos y gastos del Estado que el Gobierno de Mariano Rajoy trae a la Cámara Baja. Empezó exigiendo a Montoro que explicara públicamente su idea de que estamos ante los ‘Presupuestos más sociales de la historia’. “Si es así –le preguntó-, ¿por qué hay entonces tanta gente protestando en las manifestaciones? ¿O es que la gente no se entera?”

Para desmontar las “mentiras” que contiene este proyecto de ley enseñó los gráficos elaborados por el propio Gobierno referidos a las cuentas de 2012 y a las que se debaten para 2013 y señaló el “trilerismo político” que supone haber eliminado del último de ellos “la parte referida al pago de los 38.000 millones de euros de la deuda pública” para que así subiera de forma artificial el porcentaje que supuestamente se dedica a gasto social. “Esto es una trampa”, resumió.

Para el máximo responsable de IU, “los Presupuestos que nos presenta sólo crean más paro, más deterioro de los servicios públicos, más recesión, más sufrimiento, más dramas sociales y más desesperanza a más gente”.

Avisó de que si realmente estas cuentas buscan “crear más bienestar a más personas deben ser creíbles, generadoras de empleo, justas en los ingresos y solidarias en los gastos. Pero estos Presupuestos incumplen estos criterios porque su un único objetivo es controlar el déficit a base de recortes” y ello para “cumplir estrictamente el artículo 135 de la Constitución cuya reforma aprobaron entre el PP y el PSOE”.

Lara denunció que el Gobierno del PP nos somete así a “todas las imposiciones de la troika, que secuestra nuestra soberanía y la capacidad de decidir del Parlamento”.

Recordó que esa misma troika ha exigido supervisar el Plan Presupuestario 2012/2014 “lo que convierte a este Parlamento en una Cámara de ‘segunda lectura’ y no en el Parlamento soberano”.

De la misma forma, advirtió de que “el Gobierno ha sacralizado el pago de la deuda” y la ha convertido en el “becerro de oro al que sacrifica los servicios sociales. Pero en Derecho internacional existe el concepto de deuda ilegítima, que es la que se contrae contra los intereses de los ciudadanos y que no se corresponde con las necesidades de los servicios que presta un gobierno”. Por ello, pidió a Montoro que explicara “¿qué parte de la deuda por la que vamos a pagar unos intereses de 38.000 millones es ilegítima?”.
“Cada partida de estos Presupuestos –señaló el presidente portavoz de IU, ICV-EUiA, CHA- es un torpedo en la línea de flotación del Estado del bienestar. Es muy difícil que la gente pueda entender que hay dinero para los bancos pero no para los parados, los pobres, los que pasan hambre”.

Así, insistió en que “el cuadro macroeconómico que acompaña a estos Presupuestos carece de credibilidad, es papel mojado. Tiene incluso menos credibilidad que la palabra que dieron a los ciudadanos de no abaratar el despido, no recortar en Educación, Sanidad, pensiones. De no crear un banco malo y no dar un euro a la Banca para rescatarla”.  

Cayo Lara apuntó que el PIB “caerá más de lo previsto” y, por el contrario, el paro superará las previsiones, mientras los recortes reducirán el consumo y los ingresos. Este escenario se producirá mientras los ingresos del Estado “son los mismos que hace nueve años” y siguen cayendo –algo que no pasa en otros países-, entre otros motivos, “porque en España pagan poco los ricos y mucho la mayoría de los ciudadanos. Mientras, los pobres y las clases medias hay que echarse a temblar”.

Detalló que mientras los trabajadores pagan a través del IRPF el 43% del total de impuestos, los consumidores se encargan de contribuir con otro 37%, mientras que los que menos pagan son los empresarios, sobre todo los de las grandes compañías, que sólo contribuyen con un 11% de los ingresos del Estado.

Por ello reclamó una “reforma tributaria que evite que paguen poco los ricos y mucho los ciudadanos” y eso a pesar de las mentiras que dicen que el “déficit de hoy es porque se ha disparado el gasto. No es verdad, está cuatro puntos por debajo de la media de la Eurozona. El problema es la reducción de ingresos y que son impuestos injustos que sostienen las rentas del trabajo y el consumo, y no los de capital”.

Junto a esta reforma fiscal, IU reclama una “lucha real contra el fraude para no intentar atajar la crisis con recortes sobre recortes” que “sólo nos acercan a Grecia”. Lara lamentó también que pese a estar hundiendo la Educación, la Sanidad y el empleo, el Gobierno del PP “sólo mantiene intocable a la Iglesia y a la Casa Real, con un modesto recorte del 4%”.

“Comprométase con esta Cámara –exigió Cayo Lara a Cristóbal Montoro- si va a actualizar las pensiones el año próximo y diga de dónde va a sacar el dinero para ello. Dígalo claro Sr. Montoro porque hay nueve millones de pensionistas esperando la respuesta”.

El coordinador federal de IU cerró su intervención con una batería de propuestas explícitas y claras, entre las que incluyó, además de las reformas fiscales y la lucha contra el fraude ya expuestas: retirar la subida del IVA, instaurar un tipo del 35% del Impuesto de Sociedades a los beneficios superiores a 1 millón de euros, un impuesto para las transacciones financieras, un impuesto a la riqueza que sustituya al amputado de Patrimonio e integrar en la tarifa del IRPF los rendimientos del capital, incluyendo plusvalías”.


(En la foto, Cayo Lara en el Pleno del Congreso)