Lara se compromete a convocar una conferencia para que IU debata con tranquilidad qué modelo de Estado defiende en el marco de una República Federal

El recién reelegido coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, se comprometió este domingo en el discurso que cerró la X Asamblea Federal a convocar antes de seis meses una conferencia monográfica para debatir sobre el modelo de Estado que defiende la organización. En todo caso, este modelo debe fijarse a partir de la opción federalista y republicana que respalda IU desde su creación.

En este marco político, Lara ha insistido en que la IU que sale de su X Asamblea no es la misma de su inicio. Pidió a toda la organización que trabaje para “acumular fuerzas para tomar el poder” y llevar a cabo así un “proceso constituyente” hasta conseguir que el máximo texto legal del Estado “garantice los derechos y libertades de la mayoría social de nuestro país”.

Cayo Lara fue reelegido coordinador federal con la unanimidad de los 158 nuevos miembros del Consejo Político Federal, cuyos componentes fueron votados previamente por el Plenario de la X Asamblea Federal de la organización -que se ha desarrollado desde el viernes en Madrid- a partir de una lista unitaria.

“Hay que conquistar el poder para poner las leyes al servicio de la mayoría social. Tenemos que conquistar el cerebro y el corazón de la gente, como nos conquistaron a nosotros, para hacer crecer a esta organización. Vamos a construir el Socialismo del siglo XXI”, dijo.

En el último día de la Asamblea también se aprobó una Declaración Política (ver ‘Documentos’) en la que IU se compromete a organizarse “más y mejor” para convertirse en una “gran organización de masas” que estructure una “rebelión democrática y social” para dar una respuesta adecuada al “auténtico golpe antidemocrático que el capital intenta consolidar contra la mayoría de la sociedad”.

La Declaración tuvo el aval del 98,6% de los delegados. En ella, IU también muestra su intención de ser una “alternativa real de gobierno” para poder disputar el poder a las dos formaciones que se turnan en el bipartidismo de gobierno desde hace décadas: PP y PSOE.

“Nuestro objetivo es derrotar el bipartidismo para acabar con la alternancia”, fija el documento, porque Izquierda Unida no busca “ser ni una izquierda subalterna ni una izquierda solamente resistente. Queremos cambiar las cosas”.

Frente a la política antisocial planteada por la Troika y aplicada por los “gobiernos sumisos” del PP y el PSOE existe una alternativa que rechaza que el fin exclusivo de la política económica sea limitar el déficit y situar el pago de la deuda por encima de los problemas que sufren en estos momentos millones de españoles.

Esta Declaración Política pretende ser un compendio y una síntesis de los tres documentos que fueron debatidos durante el fin de semana: el Político, el Económico y el de Estatutos, que marcan el camino para arrebatar la hegemonía y hacer frente al neoliberalismo.


(En la foto, de Ainhoa Zamora, una de las comisiones de debate)