El Gobierno español reconoció en una respuesta a IU la correcta actuación de las autoridades cubanas en el 'Caso Carromero'

El Ejecutivo del PP señala en una respuesta por escrito al portavoz parlamentario, José Luis Centella, que se “han respetado los derechos a la asistencia consular y los trámites de tipo administrativo y judicial se están desarrollando con normalidad”

El Gobierno de Mariano Rajoy reconoció oficialmente en sendas respuestas por escrito remitidas al portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, José Luis Centella, que las autoridades cubanas “han respetado los derechos a la asistencia consular y los trámites de tipo administrativo y judicial se están desarrollando con normalidad”, en relación al caso de dirigente de Nuevas Generaciones y militante del PP, Ángel Carromero.

Centella considera que las afirmaciones del Gobierno español “chocan frontalmente con las declaraciones realizadas por destacados dirigentes del Partido Popular, entre ellos la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, poniendo bajo sospecha el tratamiento dado al militante de su partido y llegando a utilizar el término ‘tortura’, al margen de pedir una investigación internacional sobre este caso”.

Para el diputado de IU por Sevilla, “que el propio Gobierno de Rajoy indicara en una respuesta parlamentaria por escrito el respeto a la asistencia consular del ciudadano español detenido y condenado por imprudencia temeraria que causó la muerte de dos personas indica que el Consulado de España pudo hacer un seguimiento del trato dado a Carromero por lo que, en caso de haber existido malos tratos, la acusación de Aguirre sería también extensiva al Gobierno español”.

“Del mismo modo –prosigue Centella- la misma respuesta del Gobierno indicando que los trámites de tipo administrativo y judicial se desarrollaban ‘con normalidad’ desmonta la acusación de un juicio amañado indicada por esta destacada dirigente del PP”.

En concreto, José Luis Centella preguntó al Ejecutivo, tras exponer con detalle los hechos protagonizados por Ángel Carromero, “¿Cómo valora el Gobierno la colaboración del Gobierno de Cuba en relación con las consecuencias de todo tipo que se derivan del accidente de tráfico en el que se vio implicado un ciudadano español?”

La respuesta del Ejecutivo, anterior a la llegada a España de Carromero, expone también que “el Gobierno lamentó en su día el terrible accidente de automóvil como consecuencia del cual fallecieron dos personas de paz y diálogo muy reconocidos internacionalmente, y resultó herido un ciudadano español” e indica que “desde entonces, el Gobierno viene prestando, dentro de las funciones consulares, ayuda y asistencia al ciudadano español”.

Desde esta realidad, Centella considera que “lo mejor que podía hacer la Sra. Aguirre es lamentar las desgraciadas muertes producidas, reconocer que estamos ante una actuación del Gobierno cubano que no sólo ha sido legal, sino generosa con quien tiene condena firme, y dejar de tratar de sembrar la desconfianza y la insidia sobre las actuaciones realizadas. Su actuación como destacada responsable del PP sólo se puede entender dentro de la obsesión de Aguirre por todo lo relacionado con Cuba, pero en este caso resulta tan poco creíble que sería necesaria una respuesta adecuada por parte del Gobierno español y del propio Partido Popular”.

De la misma forma, el diputado de IU se ha dirigido al ministro de Asuntos Exteriores para pedirle que evite que “declaraciones de dirigentes del PP puedan entorpecer las relaciones entre Estados que mantienen intereses comunes y que deben estar basadas en la confianza mutua. Acusaciones malintencionadas como éstas sólo pueden servir para dañar los intereses de miles de españoles que para sus distintas actividades necesitan de la colaboración con la Administración cubana, la misma que Esperanza Aguirre trata de difamar”.

En otra pregunta, José Luis Centella inquiere si “¿tenía conocimiento el Gobierno español de las actividades que desarrollaba en la república de Cuba el ciudadano español Ángel Carromero cuando sufrió el accidente de tráfico que costó la vida de dos ciudadanos cubanos?”.

El Ejecutivo señala escuetamente que “en respuesta a la pregunta de referencia, el Gobierno manifiesta que no tenía conocimiento de las actividades que el ciudadano español Ángel Carromero estaba desarrollando en Cuba durante su estancia”.


(En la foto, José Luis Centella en rueda de prensa en el Congreso)