IU firma un manifiesto con decenas de asociaciones sociales y reclama al Gobierno del PP que rechace la "desmesurada condena" de Marruecos contra los saharauis del 'Campamento de la Dignidad'

Izquierda Unida ha reclamado hoy al Gobierno de Mariano Rajoy que muestre públicamente su “rechazo” a la “desmesurada condena” impuesta hace unas semanas por un tribunal militar marroquí contra los 24 presos políticos saharauis relacionados con el desalojo del campamento de Gdeim Izik, también conocido como ‘Campamento de la Dignidad’, en el Sahara Occidental ocupado ilegalmente por Marruecos.

IU y una treintena de organizaciones políticas y sociales han firmado una declaración en la que exigen la nulidad de esta “injusta e ilegal” condena en un juicio que califican de “pantomima”.

En la rueda de prensa ofrecida hoy en la sede federal de IU por el coordinador federal, Cayo Lara, el responsable federal de Paz, Solidaridad y Derechos Humanos, Fran Pérez, acompañado por Julio Rodríguez, miembro del Consejo Político Federal de IU que asistió como observador internacional al juicio, explicaron que esta formación convertirá la declaración en una proposición no de ley que defenderán en el Congreso de los Diputados.

Además, la trasladarán como moción a los ayuntamientos en los que IU cuenta con representación municipal, al tiempo que la harán llegar a la Embajada de Marruecos y a la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Los firmantes manifiestan que el tribunal que dictó la sentencia “carece de competencia” para eso, pues, “a la luz del derecho internacional, no puede ser un tribunal de un país ocupante y colonialista quien juzgue los hechos sucedidos”.

“Se trata –añade la declaración- de un juicio militar, con un objetivo político de represión y, como tal, supone una farsa y un montaje contra los acusados para intentar acallar con sentencias durísimas y desmedidas a la creciente resistencia saharaui en los territorios ocupados”.

El escrito destaca también que, según los observadores internacionales, “el juicio contenía pruebas falsas y falta de garantías en el procedimiento”. Los firmantes exigen al Gobierno marroquí “la puesta en libertad inmediata de los activistas saharauis condenados” y que “sean juzgados por los hechos que realmente se les imputa” en un tribunal “legal y con garantías”.

El tribunal militar condenó el pasado 16 de febrero en Rabat a la mayoría de activistas saharauis a penas que oscilan entre la cadena perpetua y los 20 años de prisión durante el levantamiento del campamento de Gdaim Izik, formado por 20.000 residentes del Sahara Occidental a las afueras de El Aaiún, para reivindicar sus derechos sociales y económicos.

La declaración señala también la preocupación de los firmantes por la “violación sistemática” de los derechos humanos en el Sahara Occidental y muestra su apoyo a los presos políticos saharauis.