Willy Meyer: "la eurocámara ha perdido la oportunidad de apoyar la reforma profunda que la PAC necesita"

See video

Tras la votación de hoy en el pleno del Parlamento Europeo de los cuatro informes - pagos directos, fondos desarrollo rural, organización común de los mercados agrícolas y reglamento sobre financiación, gestión y seguimiento- que integran la reforma de la Política Agraria Común (PAC), el eurodiputado de IU, Willy Meyer, lamentó que se hayan rechazado las enmiendas más significativas dejando una reforma "más laxa a la ya de por si incompleta propuesta presentada por la Comisión Europea".
 
"La reforma de la PAC aprobada hoy por el Parlamento Europeo es una mala noticia para la inmensa mayoría de los agricultores y ganaderos europeos, ya que profundiza en los principios de desregulación y desprotección que han generado la preocupante situación actual por la que pasan la inmensa mayoría de las explotaciones agrícolas y ganaderas europeas”.
 
“A todas luces la eurocámara ha perdido la oportunidad de apoyar la reforma profunda que la PAC y la agricultura y ganadería europea necesitan con urgencia",  señaló Meyer minutos después de la votación.

Así, la mayoría de la eurocámara ha rechazado hoy enmiendas tan "significativas e importantes” como “la limitación de las ayudas a 100000 euros por explotación”- frente a los 300000 aprobados- que resultaba “indispensable para la legitimidad de la PAC"  para posibilitar una redistribución "más justa" de las mismas a través de “un mayor y fortalecido apoyo a las pequeñas explotaciones e incluso a los asalariados”.
 
Y es que tras haberse registrado más de 8000 enmiendas durante el trámite parlamentario en comisiones, "reflejo del fracaso de la actual PAC y la necesidad de un cambio radical en la misma", los eurodiputados votaban hoy más de 1000 enmiendas a los textos aprobados en Comisión que se presentaban al pleno.
 
Además, desde Izquierda Unida y el grupo parlamentario GUE/NGL (Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica) se han presentado enmiendas a la propuesta legislativa encaminadas a: acoplar las ayudas a la producción; a incluir como aspectos centrales criterios socioeconómicos -como la cantidad y calidad del empleo generado-; a profundizar en la sostenibilidad y el aspecto medioambiental; a tener en cuenta la figura y la precariedad de los asalariados; o, entre otras, a reglamentar y trabajar para que la PAC se convierta en una herramienta destinada a la consecución de la soberanía y seguridad alimentaria.
 
Respecto al fondo de desarrollo rural, “hemos defendido un enfoque más amplio” que el aprobado, poniendo en valor la necesidad de que este fondo “sirva realmente para apoyar y desarrollar servicios sociales públicos en las áreas rurales como la sanidad, educación o la vivienda”, señaló el europarlamentario de IU.
 
Tras la aprobación de los informes por parte del pleno, la reforma de la PAC se traslada ahora al terreno de las negociaciones entre la eurocámara y el Consejo de la UE que se iniciarán en abril.