Willy Meyer señala en el Parlamento Europeo que "después de 12 años de guerra en Afganistán estamos ante un balance trágico: un país más corrupto, desestabilizado y más talibanizado"



En el debate de ayer del pleno del Parlamento europeo sobre las negociaciones del Acuerdo de cooperación y asociación de la UE con Afganistán, el europarlamentario de IU, Willy Meyer, criticó duramente "el tremendo error que supuso la guerra" y  exigió que la eurocámara sea informada más detallada y periódicamente sobre estas negociaciones.
 
"Desde mi grupo queremos dejar claro el tremendo fracaso que ha supuesto la operación militar en Afganistán desde todos los puntos de vista, incluidos la seguridad militar y política", señaló Meyer.
 
La guerra de Afganistán ha causado directamente más de 14.000 muertes de civiles - 2.754 solo durante el 2012- y decenas de miles de civiles afganos han muerto por consecuencias indirectas de la guerra: desplazamientos, hambre, falta de tratamientos médicos, enfermedades y delincuencia provocada por la guerra.
Por ello, para el Vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo "estamos ante un balance trágico después de 12 años de guerra: han dejado Afganistán más corrupto, desestabilizado y más talibanizado".
 
Además, Meyer criticó la falta de transparencia y la escasa información que llega al Parlamento Europeo por lo que exigió "esta cámara debe ser informada de forma periódica y puntual de las negociaciones bilaterales entre la UE y Afganistán a través del SEAE".
 
Y es que, a pesar de los diversos anuncios de retirada de las tropas extranjeras, permanecen en Afganistán 100.000 soldados, de los que 66.000 son de los Estados Unidos, y existe una percepción hostil creciente entre la población afgana respecto a la presencia de éstas tropas, más aún tras el descubrimiento de decenas de cuerpos mutilados en las proximidades de una antigua base militar estadounidense.
 
Asimismo, el Responsable de Política Internacional de Izquierda Unida dedicó buena parte de su intervención a claro alegato contra la guerra como falsa y siempre errónea solución a los problemas "la guerra de Afganistán no debía haberse producido porque, tal y como nos muestra la realidad no es, ni fue nunca la solución. La guerra nunca puede ser vista como una solución a nada".
 
"Vamos a insistir en que se quede claro en estas negociaciones el tremendo error que supuso la guerra en Afganistán", concluyó el europarlamentario.