IU participará en la marcha contra la Central Nuclear de Garoña del domingo mientras espera una “aclaración definitiva del gobierno de lo que pasará con ella” al expirar mañana su licencia de explotación

Adolfo Barrena, responsable Federal de Políticas Energéticas de IU, denuncia los “últimos y extraños movimientos que estamos viendo” y advierte de que el ministro Soria “se está posicionando del lado de los intereses de la empresa propietaria”

Una amplia delegación de Izquierda Unida, encabezada por el responsable federal de Políticas Energéticas y coordinador general de IU-Aragón, Adolfo Barrena, participará el próximo domingo, día 7, en la Marcha contra la Nuclear de Garoña (Burgos) que organiza la Coordinadora contra Garoña, integrada por Ecologistas en Acción y diversas asociaciones sociales y políticas de la cuenca del Ebro.

Barrena señala que “esperamos que ésta sea la última vez que nos manifestamos contra Garoña. Mañana, 6 de julio, está previsto legalmente su cierre definitivo y, horas antes, seguimos a la expectativa de lo que va a pasar”. El dirigente federal de IU advierte sobre los “últimos y extraños movimientos que estamos viendo” y apunta cómo el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha “forzado” al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) -organismo que vela por la seguridad de las centrales- a votar si la de Garoña se mantiene un año más en ‘parada fría’ –sin operar ni producir electricidad, a baja temperatura-, como quiere la empresa Nuclenor o se produce el cierre definitivo mañana, fecha en la que expira la licencia de explotación.

“Lo curioso –denuncia Adolfo Barrena- es que nuestro ministro tardó menos de 24 horas en convocar al CSN una vez le llegó la petición de Nuclenor”, al tiempo que critica la actitud del ministerio “posicionándose del lado de los intereses de la empresa propietaria, dejando patente el interés que tiene el Gobierno del PP de prorrogar de forma efectiva la vida de la central nuclear más antigua de España”.

El responsable federal de Políticas Energéticas de IU denuncia “el cinismo y la demagogia que está utilizando Soria en este caso al argumentar, entre otras razones, para no cerrar Garoña que hay que mantenerla para acabar con la dependencia energética de nuestro país. Lo dice el mismo responsable del Gobierno que está impidiendo el desarrollo de las energías renovables, que son recursos endógenos, que contaminan menos, que evitan la dependencia energética, que crean empleo y que rompen el monopolio de las multinacionales de la energía”.

Izquierda Unida exige una “aclaración definitiva de lo que va a pasar con Garoña a partir de mañana, sin rodeos y sin que queden abiertas ‘puertas falsas’”. De igual forma, Barrena reclama el comprometido Plan de Reindustrialización para el Valle de Tobalina. Es urgente para evitar que, otra vez, sean el empleo y los trabajadores y trabajadoras quienes paguen las consecuencias de la irresponsabilidad y de la falta de planificación económica y energética del Gobierno del PP”.

Adolfo Barrena señala que “hay argumentos más que suficientes para abandonar el uso de la energía nuclear de índole ambiental, económico y de salud pública. A estas alturas están sin definir los límites de las reservas de uranio y cada vez es más evidente que la energía nuclear no aporta medidas para evitar la emisiones de gases efecto invernadero ya que, dada su implantación dentro del sistema eléctrico global, son un freno real para el despliegue, a gran escala, de las renovables”.

La Marcha contra la Nuclear de Garoña del próximo domingo se repite anualmente desde hace más de tres décadas. Partirá las 12.00 h. desde la localidad burgalesa de Barcina del Barco y finalizará frente a las puertas de la central nuclear ubicada en la cabecera del río Ebro.