Barrena critica que "el ataque del PP a las renovables viene dictado desde el otro lado de la puerta giratoria"

El responsable de Política Energética de Izquierda Unida, Adolfo Barrena, alerta de que la propuesta de Real Decreto que baraja el PP para cobrar un “peaje de respaldo” a pequeñas y medianas instalaciones fotovoltaicas y eólicas es un nuevo “dictado de los mercados” que ataca al sector de las energías limpias y abundará en la dependencia exterior de combustibles fósiles.

El responsable federal de Izquierda Unida en Política Energética y coordinador de IU-Aragón, Adolfo Barrena, ha criticado duramente la propuesta de Real Decreto elaborada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que afectaría a las instalaciones pequeñas y medianas de energías renovables y asegura que “es un varapalo a la inversión realizada por muchos españoles y españolas que creen en la producción de energía limpia”.

“Bajo amenaza de multas de hasta 60 millones de euros a quienes no paguen el peaje de respaldo, lo único que va a conseguir el ministro Soria es desmantelar una red de autoconsumo que no perjudica a nadie, excepto al lobby energético y su cuenta de resultados”, advierte Barrena.

“El ataque del PP a las renovables viene dictado desde el otro lado de la puerta giratoria –sostiene Barrena-, de esas personas del bipartito PPSOE que ocuparon puestos de responsabilidad en la administración pública y contribuyeron a la privatización del sector energético, y ahora gobiernan las políticas públicas desde los consejos de administración de estas grandes empresas, como Aznar, González, Boyer, Salgado, etc.”.

“Este es el coste que hay que pagar cuando se privatiza el sector estratégico, como las empresas eléctricas o Red Eléctrica Española”, indica Barrena recordando que, por ejemplo, en Red Eléctrica Española actualmente sólo el 20% de sus acciones permanece en manos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, “mientras que el resto fluctúa de manos a manos y se dirige con la perspectiva de obtener dividendos y no rentabilidad social o medioambiental”.

“Resulta escandaloso que quieran meternos con calzador nuevas técnicas extractivas ineficientes y muy agresivas con el medio ambiente como el fracking (extracción de gas por fractura hidráulica) con la excusa de conseguir nuevas fuentes de energía autóctonas, mientras machacan a las renovables, que son nuestro mayor potencial para limitar la dependencia energética exterior”, lamenta Barrena.

El dirigente de IU subraya que los reales decretos que acompañan a la reforma energética aprobada por el Gobierno de Rajoy serán tramitados por la vía de urgencia, por lo que “la sociedad española debe permanecer alerta ante el posible desmantelamiento de un sector en el que España se estaba situando en una posición de vanguardia”. “Un sector clave que genera empleo, reduce la dependencia de los combustibles fósiles importados y contribuye a frenar el cambio climático, pero sobre todo, porque es la piedra angular para alcanzar un nuevo modelo productivo más sostenible”, concluye Barrena.