Izquierda Unida recibe al ministro de la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia

El responsable de Política Internacional de Izquierda Unida, Willy Meyer, ha mantenido un encuentro con Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, para intercambiar sobre la lucha contra el imperialismo de Estados Unidos y en particular ante la inminente intervención militar en Siria.

A la reunión también asistieron René Fernández y Jean Paul Guevara, embajadores de Bolivia ante la Unión Europea y Francia respectivamente. De hecho, se trató de la primera visita oficial del Gobierno de Bolivia a Bruselas tras los hechos acontecidos el pasado julio cuando diversos Estados europeos impidieron el sobrevuelo de su espacio aéreo por el avión de su presidente, Evo Morales, hechos que fueron condenados inmediatamente por Izquierda Unida.

Pese a lo grave de los citados acontecimientos, la agenda del Gobierno boliviano no ha buscado la confrontación y ha tratado de reforzar sus vínculos con los actores políticos que han mostrado su apoyo a los procesos de transformación de América Latina desde Europa como el Grupo de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) del que Willy Meyer forma parte y en el que coordina los trabajos relativos a la región latinoamericana.

Quintana y Meyer discutieron sobre los efectos que la intervención en Siria puede desencadenar ante el grave riesgo de un aumento de la inestabilidad en la región de Oriente Medio y el choque entre importantes potencias militares.

El Ministro del país andino ha transmitido en Bruselas "la necesidad de que los países europeos luchen por alcanzar su propia soberanía". Según Quintana, "el actual sistema mundial basado en la tiranía no puede continuar si esperamos sobrevivir y es absolutamente necesario emprender procesos de trasformación de manera urgente". 

Por su parte, Meyer conversó con Quintana sobre la situación en la Unión Europea, donde "las fuerzas mayoritarias comprometidas con los tratados europeos desde Maastricht hasta Lisboa, -derecha y socialdemocracia-, han conseguido liquidar un proyecto apasionante que aspiraba a la cohesión territorial, al pleno empleo a la paz y al desarme".

Este encuentro ha servido para reforzar los vínculos entre la izquierda latinoamericana y la izquierda europea en su resistencia al imperialismo y la guerra, así como para potenciar una agenda conjunta entre las izquierdas de ambos continentes y en particular entre Izquierda Unida y el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia.


(En la foto, de izquierda a derecha: Guevara, Quintana, Meyer y Fernández)