Caridad García afirma que IU piensa ya en “derogar la ‘Ley Wert’” y acusa al ministro de “concitar el mayor rechazo de la comunidad educativa” conocido en toda la democracia

La diputada de IU y portavoz parlamentaria de Educación defiende las cerca de 160 enmiendas del grupo de IU, ICV-EUiA, CHA –rechazadas en su totalidad por el PP- y critica los “brutales recortes educativos” de la LOMCE, una norma que acarrea un “atentado contra el sistema público educativo”



La diputada y portavoz de Educación de Izquierda Unida, Caridad García Álvarez, ha señalado hoy durante su intervención en el Pleno en el último debate en la Cámara Baja del proyecto de ley de reforma educativa del Gobierno que la también conocida como ‘Ley Wert’ “nace prácticamente muerta”. García Álvarez ha augurado que esta norma será conocida como “la breve”, tras manifestar la intención de IU de derogarla “en cuanto cambie la actual mayoría parlamentaria”, debido a que persigue unos objetivos “profundamente clasistas y privatizadores”.

El Partido Popular aprobó finalmente en solitario la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) después del debate y votación de más de 750 enmiendas presentadas por los distintos grupos, cerca de 160 de ellas registradas por IU, ICV-EUiA, CHA. Los ‘populares’, al igual que hicieron en la fase de comisión, no apoyaron ninguna de las defendidas por la parlamentaria de Izquierda Unida.

García Álvarez destacó el “descontento de estudiantes, familias y docentes” con esta ley e, incluso, el de algunas comunidades autónomas gobernadas por el PP, ante lo que calificó como el “desatino de las políticas educativas del Gobierno y de sus comunidades autónomas afines”, que ha “concitado el mayor rechazo de la comunidad educativa a una reforma de este tipo” conocido en toda la democracia.

La diputada de IU señaló como “ejemplo significativo” la larga huelga desarrollada en las Illes Balears, que ha sido provocada por decisiones “tan absurdas como arbitrarias” del Gobierno balear del PP.

Para la portavoz de Educación del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA, la LOMCE es ante todo un “atentado contra el sistema público educativo” y “contra el derecho de todos y todas a una educación de calidad en condiciones de igualdad”. Argumentó que “no hay calidad si no hay igualdad a la hora de ejercer el derecho universal a la educación”, algo que sólo puede conseguir el sistema público de enseñanza “que ustedes se quieren cargar”.

García Álvarez ha destacado el papel de la movilización ciudadana en contra de la ‘Ley Wert’ y ha indicado que “han sido las familias, docentes, estudiantes y organizaciones sociales los grandes impulsores de las diferentes mareas que han recorrido el territorio español”, porque ven el futuro de sus hijos e hijas “condicionados por una norma que segrega y mercantiliza la educación” y “limita sus posibilidades de aprendizaje en función de su procedencia económica”.

Respecto a la Formación Profesional, la parlamentaria de IU por Madrid acusó al Gobierno de Mariano Rajoy de no querer “dignificarla”, sino “más bien lo contrario”. Respaldó su acusación afirmando que “si les importase un poquito, estarían ahora mismo extendiendo la oferta pública de plazas de formación profesional para atender a los miles y miles de estudiantes que se han quedado sin plaza”, más de 20.000 sólo en la Comunidad de Madrid.

Caridad García denunció también que con esta reforma educativa lo que busca el Gobierno del PP es tener “mano de obra barata” y “cuanto más dócil, mejor”.

Para resumir sus críticas, la diputada de IU tachó el modelo educativo que impone el Partido Popular como “profundamente privatizador, mercantilista, centralista y segregador”, un modelo que está “muy alejado” del propuesto por Izquierda Unida, basado en la defensa de la “educación pública y de calidad, que inculque valores universales de respeto a los derechos humanos de libertad, de justicia y de igualdad”.

En su opinión, la LOMCE queda a años luz de una educación “que no tenga fines mercantilistas, que forme ciudadanas y ciudadanos críticos y participativos” y que deje a la religión “fuera de las aulas”.

El texto aprobado hoy pasa ahora al Senado antes de volver definitivamente al Congreso para su aprobación definitiva en el caso de que se introduzca alguna enmienda. Izquierda Unida volverá a plantear en la Cámara Alta las enmiendas desestimadas para tratar hasta el último momento de conseguir el giro radical a esta ley que demanda la comunidad educativa.

[En la foto Caridad García, Diputada de IU por Madrid]