IU alerta en el Parlamento Europeo sobre el peligro por la actual concentración en la producción del vino

Hoy se ha debatido en el Parlamento Europeo una pregunta oral sobre el futuro del sector vitivinícola en la Unión Europea donde el GUE/NGL ha elevado la única voz crítica en la cámara europea. No obstante, el eurodiputado de Izquierda Unida ha aprovechado parte de su intervención para expresar su solidaridad con la huelga general educativa convocada hoy en España.
 
"Quiero comenzar mi intervención defendiendo la huelga general educativa por la educación pública y en contra de una ley, la ley Wert, que pone en cuestión todo lo que significa la educación pública", indicó Meyer al inicio de su intervención.
 
Tras este breve paréntesis, el europarlamentario señaló la preocupación de su grupo parlamentario "por la defensa de la pequeña y mediana pequeña producción, de las cooperativas, ya que creemos que la producción se está concentrando peligrosamente en grandes empresas que ponen en riesgo al propio sector del vino en Europa".
 
Y es que, pese a la existencia de medidas de apoyo a pequeños productores y cooperativas dentro de la reforma de la PAC, la reforma de la OMC ha abierto las puertas a la concentración de la producción en unas pocas manos. De esta forma las grandes bodegas pueden imponer sus precios y condiciones a los pequeños productores, apropiándose del valor añadido del sector.
 
"En mi país, las bodegas García Carrión, primera bodega de Europa y cuarta del mundo, han importado en el pasado mes de enero 17 millones de litros de vino procedente de Chile, lo que claramente pone en riesgo la producción nacional, e incluso la producción europea, de la pequeña y mediana producción de vino" sostuvo el eurodiputado como ejemplo.
 
En un ambiente de complacencia general entre los grupos mayoritarios del Parlamento y la Comisión Europea, la voz de los eurodiputados del GUE/NGL destacó por ser la única en señalar los problemas reales que atraviesa el sector, mostrando su firme apuesta por los pequeños y medianos productores nacionales del vino, en lugar de por las grandes bodegas que se están adueñando del sector.
 
"Estos grandes grupos que concentran la producción reciben una parte importante de dinero de fondos procedentes de la política agraria común", concluyó Meyer denunciando como inaceptable que la concentración en el sector venga alentada por el diseño de la actual PAC.