El Grupo de IU, ICV-EUiA, CHA rechaza en el Pleno la Reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha impuesta por el PP para reducir a la mitad el número de escaños

El presidente portavoz, Cayo Lara, advierte durante su intervención que la presidenta autonómica y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quiere “sustituir la democracia representativa por la ‘dedocracia partidista’” ya que “reducir los 53 escaños actuales a una horquilla entre 25 y 35 significa dejar las Cortes manchegas como una mala diputación”
 
Intervención íntegra de Lara en el Pleno del Congreso de los Diputados



"Señorías, en primer lugar, quiero dar la bienvenida a los paisanos y paisanas, aunque no sé si en esta ocasión podemos utilizar esa frase tan socorrida de ‘cuerpo a tierra que vienen los nuestros’. Bienvenidos, en todo caso, a este Parlamento en el que todavía nadie se ha planteado reducir al 50% los escaños de los que estamos aquí. Quedaría hasta decorosamente mal este Parlamento. Entre otras cosas, aquí pensamos que todavía hay gente que cree en la democracia de todos los grupos políticos, en la democracia representativa, porque muchos y muchas sabemos lo que viene detrás cuando se recorta tanto la democracia y cuando en nombre de la regeneración lo que se termina finalmente es negando el concepto propio de la democracia.
 
Quienes nos hemos pasado 15 años de nuestra vida reclamando una reforma electoral en Castilla-La Mancha (porque a mí me parió mi madre en Castilla-La Mancha, por tanto, hoy sí interviene un diputado de Castilla-La Mancha) que equiparara los escaños con las demás comunidades autónomas de nuestro nivel, no pensábamos ni en la peor de nuestras pesadillas que hoy nos íbamos a encontrar con una propuesta de reducir a la mitad el número de diputados aprovechando el clima de antipolítica que se ha creado precisamente por determinados empresarios sin escrúpulos y políticos corruptos en este país.
 
Reducir los 53 escaños actuales a una horquilla entre 25 y 35 significa dejar las Cortes manchegas como una mala diputación. Además, esta propuesta no figuraba en el programa electoral del Partido Popular. Esta propuesta supone un atentado sin precedentes contra la democracia representativa. ¿Considera alguien con sentido común que es razonable que una comunidad con más de 2.000.000 de habitantes, casi 80.000 kilómetros cuadrados, cinco provincias, más 900 ayuntamientos se pueda quedar con menos escaños que ninguna otra comunidad autónoma de este país, incluidas las uniprovinciales?
 
Quieren sustituir ustedes la democracia representativa por la ‘dedocracia partidista’. La propuesta pretende tener menos políticos elegidos democráticamente y más políticos fieles elegidos a dedo. La excusa del ahorro no es creíble. Y no la utilicen más, por favor. Han incrementado la partida de altos cargos y de los elegidos a dedo en un 60% desde 2011, pasando de 36 a 57 millones en 2013, mientras que a las Cortes, usted lo ha dicho, le dedican sólo 8,7 millones de euros.
 
La excusa del ahorro no es creíble. ¿Quién puede entender que se hayan mantenido los diputados aproximados de ahora en otros tiempos con menor riqueza y que hoy, con más recursos, se nos diga que no se pueden mantener? ¿Cómo pueden hablar de ahorro cuando ya han suprimido el sueldo a los diputados desde el principio del año? Quitar el sueldo a los diputados es miserable, sobre todo porque se hace para subirse a la ola de la antipolítica que han sembrado, repito, empresarios sin escrúpulos, donantes y políticos corruptos. Estos son los que han sembrado la ola de antipolítica en este país.
 
Pero no es el ahorro el fondo de la medida, va más allá. Lo que se pretende es impedir de facto que los asalariados y los autónomos puedan acceder a las cortes regionales. ¿Cuánto tiempo creen ustedes que permanecerá en su trabajo por cuenta ajena alguien que tenga que dedicar al menos dos días por semana para atender sus deberes como diputado o diputada, ver expedientes, reunirse con ciudadanos, agentes sociales, acudir a comisiones de trabajo y estudio y sesiones plenarias? ¿Creen ustedes sinceramente que un autónomo de Castilla-La Mancha va a cerrar su negocio para acudir a reuniones parlamentarias?
 
Ustedes pretenden volver al sistema censitario, esa es la verdad, para que gobiernen sólo los que tengan recursos, los poderosos y sus peones, y que lo hagan para velar por sus intereses que no tienen necesariamente por qué coincidir con los intereses de la mayoría ni con los intereses generales de la región. La reforma que proponen acentúa más el uso partidista que se ha hecho a lo largo de la historia del sistema electoral en Castilla-La Mancha. Eso es cierto.
 
Tres presidencias han cambiado cinco veces el sistema electoral con el único objetivo de blindar el bipartidismo en Castilla-La Mancha, cuando no de garantizar resultados favorables al Gobierno de turno. Uno de los casos más escandalosos fue la supresión que hizo Bono del sistema de asignación de escaños en 1998, único en toda España, para mantener el bipartidismo en las Cortes. Ese lo hemos sufrido directamente en la región.
 
Hoy la propuesta también pretende blindar el bipartidismo, ese mismo bipartidismo responsable de hundir la Caja de Ahorros de Castilla-La Mancha, que ha impedido crear la comisión de investigación anunciada por la propia presidenta, con cargos, que algunos están hoy aquí, sancionados por el consejo, del consejo de la caja, del PP y del PSOE; una caja que debería haber servido de instrumento financiero para el desarrollo de la región y no para los pelotazos especulativos de unos cuantos que terminaron arruinándola. Eso lo sabe este país.
 
La propuesta también tiene otro objetivo que se oculta, y es encajar los raquíticos escaños entre las provincias, favoreciendo a las más proclives al Partido Popular. Eso es lo que hay el día después, hasta el punto de que probablemente, sin mayoría absoluta, se pueda llegar a conseguir la mayoría absoluta de parlamentarios en las Cortes regionales. Eso, técnicamente, es posible, porque no se entiende ni se justifica que en el mes de mayo de 2012 la señora De Cospedal -ya se ha dicho aquí- aplicara una reforma que aumentó el número de escaños a 53, con un lema: más diputados, más democracia, para ahora reducirlos a la mitad. Naturalmente, ahora la ecuación es obvia: menos diputados es menos democracia. Esa es la auténtica cuestión.
 
Pretenden consolidar un bipartidismo excluyente, quebrando los principios de igualdad, pluralismo político, proporcionalidad y representatividad recogidos en la Constitución española y en el Estatuto de Autonomía. Para obtener un escaño en las Cortes de Castilla-La Mancha con esta reforma, si se aprueba, hará falta tener en torno a un 12% de los votos en la provincia en la que decidan asignar el mayor número de escaños -lo sabe perfectamente quien ha hecho esta propuesta-, algo que no ocurre en ninguna otra comunidad de España, en ningún otro ayuntamiento de España ni en este Parlamento. No hay un déficit democrático tan potente como el que se plantea aquí en ninguna de las instituciones de nuestro país.
 
Señorías, con el exiguo número de diputados que proponen están vaciando de contenido el Estatuto de Autonomía, porque con tan pocos diputados no se puede legislar ni desarrollar las competencias transferidas o por transferir en Castilla-La Mancha, y ustedes lo tienen que saber. Con esta reforma se pretende limitar aún más el control de las Cortes al Gobierno autonómico para que el absolutismo y la opacidad sean las únicas reglas que imperen. Aquí no se nos presenta una reforma para mejorar la vida de la gente en Castilla-La Mancha, sino un ‘pucherazo’ revestido de aparente legalidad, pero este ‘pucherazo’, que viene impulsado por la presidenta de Castilla-La Mancha, que es la secretaria general del Partido Popular, no va a poder ocultar detrás de la supuesta austeridad que se pretende, sus plurisueldos anteriores, lo de Bárcenas, lo de la Gürtel, lo de la custodia de las pruebas que se han destruido para que no se haga justicia; es la que atesoró sobresueldos y ahora se los quita a los representantes de los ciudadanos. Pésimas credenciales trae hoy aquí la presidenta de Castilla-La Mancha.
 
Señorías, si esta reforma es la punta de lanza para reducir la democracia en todos los parlamentos de España, se está traspasando una línea roja muy peligrosa -y ustedes lo saben-, la línea roja de la democracia representativa recogida en la propia Constitución española. Esta reforma no resuelve ninguno de los problemas económicos ni sociales ni de regeneración política y democrática de Castilla-La Mancha. Es una reforma excluyente y antidemocrática. Mi grupo parlamentario va a rechazar la toma en consideración de la reforma de este Estatuto de autonomía de Castilla-La Mancha por esas razones, pero también por unas cuantas más. Viene sin consenso de las principales fuerzas políticas de la región, viene sin consenso del tejido social y ciudadano, incumple las propias recomendaciones del Consejo de Estado, de este Consejo de Estado sobre la proporcionalidad general que tienen que tener las leyes electorales en nuestro país. Encierra, sobre todo, un peligroso discurso populista y autoritario, y no están los tiempos para discursos populistas y autoritarios.
 
Señorías, la democracia no es cara; al contrario, la democracia no tiene precio, aunque con reformas como la que hoy se presenta aquí la democracia parece que está de saldo en unas rebajas vergonzosas. Si aprueban hoy esta propuesta -y tienen ustedes la responsabilidad de hacerlo-, no apostarán por unas Cortes en Castilla-La Mancha dignas de los hombres y mujeres de nuestra tierra, sino por tener un chiringuito en Castilla-La Mancha en lugar de unas Cortes regionales. En esta España, señorías, no sobra democracia, no sobran políticos que se dedican a la política con mayúsculas. En esta España lo que sobran -y ustedes lo saben bien y lo sabemos todos- son ‘chorizos’, ‘puertas giratorias’, empresarios sin escrúpulos, políticos corruptos y tránsfugas.
 
Así que lógicamente no vamos a votar a favor de esta iniciativa. Le pedimos al grupo parlamentario mayoritario que la devuelva y que vengan con una propuesta de regeneración democrática de verdad en Castilla-La Mancha para que todo el pluralismo de ese 94 % de la gente del que se habla en esa encuesta esté representado, porque puede estarlo en las Cortes de Castilla-La Mancha para tener dignidad como manchegos, dignidad como pueblo y dignidad democrática para presumir de unas Cortes democráticas. Muchas gracias, señor presidente."