Cayo Lara señala que "el barco de Rajoy no conduce a ninguna tierra prometida sino a la indignidad, la pobreza y la pérdida de derechos"

Afirma durante la presentación de su informe ante el Consejo Político Federal que “Izquierda Unida es una sigla que cotiza al alza en este presente y para el futuro. Estamos generando cada vez más confianza en la sociedad”
 
El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha asegurado que “el barco de Rajoy no conduce a ninguna tierra prometida sino a la indignidad, la pobreza y la pérdida de derechos”. Lara hizo esta valoración durante la presentación de su informe ante el Consejo Político Federal de IU, el máximo órgano de dirección entre asambleas reunido hoy en la sede de la organización.

En el análisis ofrecido de la situación política y económica –informe que finalmente fue aprobado por 88 votos a favor, ninguno en contra y 16 abstenciones- Lara advirtió de que la “frase de ‘más vale un trabajo precario que ninguno’ se utiliza para tratar de conducirnos a la frontera de la esclavitud moderna”.

El máximo responsable de IU se mostró muy crítico con los mensajes que lanza el Gobierno del PP para tratar de hacer creer que la recuperación económica ya está aquí y, frente a ello, respondió que “no se ven luces en el camino” del desempleo pese a la “propaganda” lanzada por los responsables económicos de Mariano Rajoy y por él mismo.

Dedicó un amplio apartado de su intervención al tema de la corrupción y a la cada vez más fuerte preocupación que acarrea entre los ciudadanos. Así, sobre la nueva imputación de la infanta Cristina en el ‘caso Nóos’ dijo que espera que esta vez no haya “obstrucción” y que la Audiencia “no eche para atrás la imputación, porque sería la vergüenza mayúscula de la justicia en este país”. A lo largo del día se conoció finalmente que la propia defensa de la hija del rey renunciaba a recurrir la imputación y aceptaba acudir a declarar.

Cayo Lara valoró que este caso es una muestra más de que la monarquía está en un momento de “profunda decadencia”, para lo que recordó también el discurso del jefe del Estado días antes durante la celebración de la Pascua Militar. Garantizó que IU seguirá con su propuesta para exigir la celebración de un referéndum para que la ciudadanía se pronuncie sobre si desea  un modelo de Estado “republicano y solidario”.

Del mismo modo, el coordinador federal renovó el compromiso de Izquierda Unida para luchar contra la corrupción “caiga quien caiga” en contrapartida a posiciones como la del PP que sigue “amparándola” y, además, “pretende tapar su inmensa trama” que le afecta directamente en casos como Gürtel o la financiación ilegal que recogen los denominados ‘papeles de Bárcenas’.

Lara se mostró optimista sobre las expectativas políticas de IU en las próximas consultas electorales. “Izquierda Unida –dijo- es una sigla que cotiza al alza en este presente y para el futuro”. Enfrentó esta situación a la de formaciones como el PSOE, que “no puede eludir su responsabilidad” sobre la situación económica y el PP “que está agudizando la crisis”.

Indicó que “estamos generando cada vez más confianza en la sociedad” y lo corroboró explicando que, según distintos sondeos, más de la mitad de los que ayer dieron la confianza al PSOE confían más en IU que en los propios dirigentes del partido de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Valoró que ello se debe a que IU “ha acertado en el análisis” de la situación y que ha estado donde debía “con los trabajadores y la gente que se moviliza en este país por causas justas. No hemos errado en el camino y no debemos cambiar el rumbo”. Advirtió también de que el “aparente giro dialéctico hacia la izquierda que ha tenido en los últimos meses el Partido Socialista Obrero Español choca profunda y radicalmente con la acción que han ejercido cuando han estado gobernando”.

Cayo Lara no dejó pasar la oportunidad para recordar también que el Ejecutivo de Rajoy “sigue sin controlar el déficit, está aumentando la pobreza y la desigualdad social con sus reformas regresivas”, como laboral, la de las pensiones, la nueva ley de educación y su política energética.