El Área de Juventud de IU denuncia que los últimos datos de la EPA confirman la expulsión de miles de jóvenes del país por las políticas del Gobierno

400.000 personas menores de 35 años han desaparecido de la población en edad de trabajar en el último año y por tanto de las estadísticas para calcular el desempleo. Estos datos reflejan la imposición del exilio económico por parte del Gobierno como única medida activa para reducir el desempleo juvenil.
 
Hemos asistido a los datos de la EPA utilizados por parte del Gobierno y del PP, también de sus juventudes (NN.GG), para legitimar un discurso de recuperación económica. Pero si se analizan con un poco de profundidad estos datos para nada son como los quieren vender.
 
En un año la población activa ha disminuido en casi 400.000 personas en la franja de edad de menores de 35 años. El resultado es que la Población en edad de trabajar disminuye en un año casi en 500.000 personas, lo que refleja que todas estas personas han abandonado el País y por tanto, desaparecen de las estadísticas.
 
Estos datos no hacen más que visibilizar la estrategia del Gobierno de utilizar la emigración como una de las principales válvulas de escape de las altas tasas de desempleo juvenil. Para el Gobierno, el exilio económico al que se ven obligados y obligadas medio millón de jóvenes es algo deseable, porque conlleva unos resultados estadísticos que son utilizados para argumentar que empezamos a ver brotes verdes. Sin duda, se puede afirmar con rotundidad que la principal política activa de empleo para la juventud parada es el exilio.
 
Los datos de desempleo juvenil siguen siendo alarmantes situándose en torno al 55% de la juventud que no encuentra un empleo. Todos estos datos reflejan la incapacidad para crear empleo de las antisociales políticas impuestas por la Troika. En lugar de converger en gasto social, de investigación o educativo, estas políticas nos conducen a una Europa con efectos dramáticos para varias generaciones.
 
Por todo ello, desde ‘Jóvenes IU’ hacemos un llamamiento a toda la juventud a salir a las calles para denunciar esta situación. Somos las generaciones más preparadas de la historia y El Gobierno y las políticas del PPSOE nos están robando nuestro País imponiéndonos los dictados de la Troika a costa de vender nuestro futuro. Es la hora, de organizarse y tomar las riendas de nuestras vidas.