Centella advierte de que la nueva ley de representativad de las organización agrarias es una “chapuza tramposa que no ofrece garantías democráticas para los profesionales del campo”

Intervención del diputado y portavoz de Agricultura para defender la enmienda a la totalidad de devolución de IU al texto del Gobierno, que finalmente fue rechazada por el Grupo Popular

El diputado de IU y portavoz en la Comisión de Agricultura, José Luis Centella, ha denunciado que el proyecto de ley de representatividad de las organizaciones agrarias “es una chapuza tramposa que no ofrece garantías democráticas para los profesionales del campo, ni tampoco otorga al Consejo Agrario competencias básicas en materia de interlocución como para poder ejercer su tarea de representación del mundo agrario”.

Centella defendió hoy en el Pleno del Congreso la enmienda a la totalidad de devolución de IU a este proyecto de ley por el que el Gobierno del PP regula el procedimiento para la determinación de representatividad de las organizaciones profesionales agrarias y crea el Consejo Agrario, “un texto que no cumple ninguno de los objetivos que usted, señor ministro, ha planteado aquí”, dijo el diputado al titular del ramo, Miguel Arias Cañete. La enmienda, que contó con 128 votos a favor, no salió finalmente adelante por el rechazo del Grupo Popular y las formaciones conservadores nacionalistas.

El diputado de IU por Sevilla criticó la pretensión de la nueva ley del Ejecutivo de Mariano Rajoy de sustituir las elecciones por una ‘consulta’ que, en la práctica, “tendrá los efectos de un proceso electoral pero sin las garantías democráticas necesarias. El PP nos ha traído a esta tribuna cuál es su proyecto de democracia, porque eso es de lo que estamos hablando aquí, ya que en la práctica se está negando la capacidad de representación de las asociaciones agrarias”.

Reprochó, además, los “criterios absolutamente cuestionables, discriminatorios y arbitrarios” para la composición del censo electoral. “El derecho al voto –dijo- sólo puede pertenecer a los verdaderos profesionales del sector; es inaceptable que puedan ser electores personas físicas que no tengan actividad agraria real. Es el colmo del despropósito”.

El parlamentario de IU -que por la mañana se reunió en el exterior del Congreso con representantes de distintas organizaciones opuestas al proyecto- lamentó también que no se regule “absolutamente nada” en relación con la campaña electoral -propaganda, actos de campaña, medios de comunicación, gastos y subvenciones, infracciones y sanciones- para “garantizar la igualdad de oportunidades”, y que “no se garantice el voto por correo de forma personal, directa y presencial para impedir cualquier tipo de intermediación”.

“Hubiese sido más fácil una ley en que se introdujese un párrafo que dijese: nos remitimos a la ley general electoral”, dijo con ironía.

El también portavoz parlamentario del Grupo de IU, ICV-EUiA, CHA valoró que “este proyecto de ley pretende una consulta que no resolverá el problema de la representatividad, porque ustedes están considerando que los profesionales de este sector son ciudadanos de segunda categoría, pues solo se merecen una consulta y no pueden tener unas elecciones normales. Expresan la necesidad de transparencia y, sin embargo, no contempla la necesidad de candidatos ¡Cómo no vamos a presentan enmienda a la
totalidad!, aunque en paralelo también presentaremos enmiendas parciales”.

El portavoz de IU en la Comisión de Agricultura le afeó al ministro Arias Cañete la verdadera intencionalidad de su proyecto, ya que “ustedes buscan una foto fija aunque no refleje la realidad; no habrá ni la participación ni la transparencia ni  la libertad ni ustedes buscan la discrecionalidad”, sentenció.