Cayo Lara puntualiza al Director General de la Policía y advierte de que hay una “escalada de la violencia social que ejerce el Gobierno contra muchos ciudadanos”

El coordinador federal de IU recuerda que esta formación condena siempre “todo tipo de violencia” incluidas también las provocaciones que pueden producirse en cualquier manifestación por aquellos encargados de manera oficial de mantener el orden público

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha puntualizado hoy la valoración realizada por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, cuando advierte únicamente de que existe una ‘escalada de violencia’ con el objetivo de ‘desestabilizar el Estado de Derecho’. Para Lara, se está produciendo una “escalada de violencia social que ejerce el Gobierno sistemática y permanentemente contra muchos ciudadanos” y que se ejerce a través de las medidas de recortes de derechos y de servicios que se están aprobando.

El también presidente portavoz del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA, en respuesta a las cuestiones formuladas por los periodistas en los pasillos del Congreso, lamentó que “desgraciadamente entre unos y otros han conseguido desviar el foco de los acontecimientos” centrándolos sólo en los disturbios y no en la “protesta pacífica contra las políticas de este Gobierno”, además del rechazo a esa “violencia social” ejercida por el Ejecutivo. “Nadie se manifiesta por capricho sino por necesidad”, dijo.

Recordó que su grupo parlamentario ha pedido ya la comparecencia del director general de la Policía para que explique lo sucedido el sábado cuando la manifestación autorizada aún no había terminado y para que desde el Gobierno se ofrezcan detalles para “conocer el origen de la carga” y en qué condiciones se produjo.

Lara ha vuelto a señalar que Izquierda Unida condena siempre “todo tipo de violencia”, incluidas también las provocaciones que pueden producirse en cualquier manifestación por aquellos encargados de manera oficial de mantener el orden público.

“Queremos –señaló- conocer la verdad, más allá de la situación interna de la Policía en cuanto a las órdenes, contraórdenes y reivindicaciones. Tenemos que conocer hasta los últimos detalles para que, si hay responsabilidades políticas en la toma de decisiones, también se deriven a los directos responsables de las mismas”.