El Tribunal Superior de Justicia de Baleares da la razón a Esquerra Unida y el Ayuntamiento de Marratxí deberá pronunciarse sobre la incompatibilidad de Bauzá

El Presidente de Baleares podría tener que devolver todo cuanto cobró de manera indebida
 
Esquerra Unida presentó una reclamación en el Ayuntamiento de Marratxí para averiguar si el señor Bauzá, cuando era concejal de este municipio, incurrió en incompatibilidad con su negocios privados, cosa que podría comportar que tuviera que devolver las cantidades cobradas de manera indebida.
 
El 30 de abril de 2013, el Pleno del Ayuntamiento decidió no admitir a trámite la petición de Esquerra Unida. EU recurrió el acuerdo municipal ante el juzgado de lo contencioso, pero el 9 de diciembre el juzgado número 2 atendió la alegación municipal y decretó la inadmisibilidad del contencioso presentado por EU.
 
Contra esta resolución del juzgado, EU recurrió ante el Tribunal Superior, y ahora la Sala de lo contencioso administrativo ha dictado sentencia por la que da totalmente la razón a EU.
 
Esto supone que se tiene que admitir el contencioso; que EU podrá pedir las pruebas que considere oportunas en el Ayuntamiento de Marratxí; y que el señor Bauzá tendrá que explicar cómo es que cobraba un salario municipal de dedicación exclusiva, al mismo tiempo que mantenía actividades privadas incompatibles.
 
EU confía que no se pongan más trabas y que se agilice el proceso, de manera que, en el más corto plazo, se determine si, tal como entendemos desde EU, el señor Bauzá incurrió en incompatibilidad y estuvo cobrando unas retribuciones municipales a las que no tenía derecho, que tendría que devolver al Ayuntamiento.
 
EU celebra esta sentencia del Tribunal Superior de Justícia de las Illes Balears, y condena las prácticas dilatorias y la ocultación de información que han practicado tanto el señor Bauzá como sus compañeros de partido. Pensamos que, si el señor Bauzá tuviera la conciencia tranquila, no trataría de impedir por todos los medios que los tribunales se pronuncien sobre sus incompatibilidades, tanto en su época de concejal de Marratxí como en el actual cargo de presidente del Gobierno autonómico, y no habría mentido en el Parlamento y a la opinión pública.
 

(Se adjunta sentencia del TSJIB)