José Luis Centella afirma que la ‘caja b’ para pagos en negro en el partido de Rajoy es “más evidente” y que no habrá ningún acuerdo anticorrupción si siguen vetando una comisión de investigación

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, José Luis Centella, explicó hoy que cada vez es “más evidente” la existencia y el uso por parte de la dirección nacional del Partido Popular de una ‘caja B’, como ha constatado el juez Pablo Ruz durante su investigación. De ahí que Centella haya advertido de que su grupo parlamentario tendrá este hecho muy en cuenta en las reuniones que mantienen todas las formaciones para llegar a hipotético acuerdo anticorrupción. Si el partido que lidera Mariano Rajoy no acepta crear una comisión de investigación sobre la financiación de todos los partidos políticos en la Cámara Baja estas posibilidades se diluyen.

El diputado de IU aludía así durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces al informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía que concluye que ex tesorero del PP en prisión, Luis Bárcenas, heredó esta ‘caja B’ de su antecesor, Rosendo Naseiro. Con este ‘dinero negro’ los responsables del partido de Rajoy pagó las obras de su sede nacional de la calle Génova, eludiendo así el pago de impuestos, entre otras cuestiones.

José Luis Centella sostiene que estas cada vez más claras evidencias judiciales de que el PP llevaba una doble contabilidad en la que esconde dinero opaco de procedencia irregular “obliga” al Gobierno ‘popular’ a que “de una vez por todas” permita crear la citada comisión de investigación, iniciativa pedida por IU que ha vetado en varias ocasiones en la Cámara Baja en los últimos meses para que ni siquiera pueda ser debatida en un Pleno.
Para el portavoz parlamentario, si el PP no lo hace la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, no tendrá “ninguna credibilidad” en su papel de negociación para concretar medidas contra la corrupción y de regeneración democrática. “Sería una tomadura de pelo querer hablar de corrupción sin que se trate en el Congreso lo ocurrido en el país en los últimos años”, dijo, especialmente en el seno del partido en el Gobierno.