Enrique Santiago afirma que Álvarez-Cascos busca “amedrentarle” a él y a las acusaciones del ‘caso Bárcenas-PP’ con la “querella intimidatoria”

El abogado y dirigente de IU que interpuso en 2013 la querella que permitió abrir una pieza separada por los ‘papeles’ del tesorero del PP pide en su declaración de hoy como “querellado” que el juzgado comunique a la Fiscalía si el ex dirigente asturiano del PP ha podido incurrir en delito por actuar contra un letrado en el ejercicio de su profesión

El abogado y dirigente de Izquierda Unida Enrique Santiago ha afirmado que Francisco Álvarez-Cascos intenta “amedrentarle” a él y a otras acusaciones personadas en el denominado ‘caso Bárcenas-PP’ por su actuación en el mismo para que se investigue el contenido de los ‘papeles’ del ex tesorero ‘popular’ ahora en prisión, Luis Bárcenas, y los presuntos delitos cometidos por las personas que aparecen en ellos.

Santiago ha tenido que declarar esta mañana en un juzgado de instrucción de Plaza de Castilla a raíz de la querella interpuesta por el ex secretario general y ex tesorero del PP por los supuestos delitos de injurias y calumnias. Por ellos, el actual líder del Foro Asturias le pide prisión provisional y una fianza civil de 20.000 euros debido a su trabajo y explicaciones del desarrollo del caso de la presunta ‘contabilidad B’, cobro de donativos privados ilegales y pago de sobresueldos en el partido que ahora lidera Mariano Rajoy.

A su salida del juzgado, el letrado de IU ha asegurado que esta querella contra él tiene “una clara intención intimidatoria”, porque intenta “influir claramente en los abogados de la acusación para que dejen de llevar adelante esta tarea acusadora”.

Enrique Santiago, que ejerce la acción judicial en el ‘caso Bárcenas-PP’ en representación de Izquierda Unida y varias asociaciones -Asociación Libre de Abogados (ALA), Ecologistas en Acción, Justicia y Sociedad, y Los Verdes-, entiende que la estrategia de Álvarez-Cascos con esta querella y una segunda denuncia ya en marcha es “obvia”: busca “intimidar y amedrentar” a las únicas partes que impulsan la acusación para que “no decaiga”, ya que el Estado -a través de la Fiscalía General- no ha presentado ninguna denuncia ante ningún órgano judicial.

En su declaración por exhorto ante el juez de Instrucción número 39 de Madrid, que enviará su testimonio al juzgado de Oviedo que tramita la querella, el letrado de IU ha pedido que se comunique a la Fiscalía si Álvarez-Cascos ha podido incurrir en un delito recogido en el artículo 484 del Código Penal, que castiga el intento de amedrentar a un abogado en el ejercicio de su profesión.

A las puertas de los Juzgados de la Plaza de Castilla y arropado por un grupo de simpatizantes, Santiago también defendió su actuación, que se ha limitado a ejercer la acción judicial en este caso. Detalló que el ex secretario asturiano del PP “pretende dificultarnos el trabajo, con una acumulación de más trabajo del que ya tenemos”, mientras el ‘caso Bárcenas-PP’ siguen “investigándose en la Audiencia Nacional”.

Adelantó que esta actuación de Álvarez-Cascos va a ser “absolutamente estéril”. Podrá presentar la tercera querella, la cuarta o las que considere –dijo-, pero nosotros vamos a seguir adelante, impulsando el conocimiento de la verdad y la investigación, apoyando la tarea realizada por el juez instructor y poniendo de manifiesto que, al menos más que presuntamente, desde hace 20 años el PP ha venido financiándose absolutamente de forma irregular”.

Santiago recordó que la figura de Álvarez-Cascos es la “que más veces aparece relacionado” en los ‘papeles de Bárcenas’, “más de 75 veces mediante siglas y nombres que Luis Bárcenas siempre ha atribuido” a Álvarez-Cascos.

Mostró su confianza en que la querella de Francisco Álvarez-Cascos “no sea ni siquiera admitida a trámite” y que su impulsor “sea condenado” y tenga, incluso, que pagar las costas del proceso, pese a no ser una medida habitual, “a la vista del evidentísima mala fe procesal” en esta causa. Según el letrado de IU, el ex alto dirigente del PP “debería dedicar más esfuerzos a preparar su defensa en los casos Gürtel y Bárcenas, porque la va a necesitar”.

Por su parte, Antonio Segura, que ha ejercido hoy de abogado de Enrique Santiago, también ha insistido en que “el único fin de la querella es intentar amedrentar a los abogados que están denunciando la corrupción del PP” porque “si realmente se hubiese perseguido el honor debería haber ido a una demanda civil”.

En la foto Concentración 16 de mayo ante los juzgados de plaza de Castilla, Madrid