La Izquierda Plural impulsará un procedimiento de urgencia en el Parlamento Europeo para evitar las prospecciones en Canarias

Tras conocer la noticia de que el Gobierno de España ha decidido dar luz verde a las prospecciones petrolíferas de la empresa Repsol en aguas de Canarias, el eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer, hasta ahora Vicepresidente de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, ha informado de que su grupo parlamentario solicitará la activación de un procedimiento de urgencia en la Eurocámara para “frenar este despropósito medioambiental y económico tan lesivo para las Islas Canarias”.
 
Meyer recordó que “la polémica de las prospecciones sigue viva en la Unión Europea puesto que a pesar de los intentos del Partido Popular de evitar que el Parlamento Europeo discutiera sobre las mismas, somos ya numerosos los eurodiputados conscientes de las intenciones del Gobierno de España y de José Manuel Soria, que pasará tristemente a la historia como el Ministro de Repsol”.
 
“Queremos impedir que el Gobierno juegue a la ruleta rusa con Canarias por el beneficio de unos pocos accionistas y responsables políticos que previsiblemente se verán pronto recompensados con un asiento en un consejo de administración de una multinacional”, señaló Meyer.
 
“Para ello, en esta nueva legislatura que comienza y en la que Izquierda Unida nos hemos visto reforzados, nuestra primera medida será buscar los apoyos necesarios en el Parlamento Europeo para que la Comisión de Peticiones discuta de nuevo, en este caso mediante un procedimiento de urgencia, sobre este proyecto kamikaze de elevados riesgos medioambientales en una Comunidad Autónoma cuyo principal sector económico es el turismo”.
 
“Como ya reconociera el propio Gobierno de España a través de una pregunta parlamentaria que desde Izquierda Unida presentamos en el Congreso de los Diputados, en caso de hallarse petróleo, el beneficio sería únicamente para Repsol, puesto que las arcas públicas no obtendrían ningún ingreso por la extracción de hidrocarburos del subsuelo”, recordó.
 
“La Comisión Europea tiene que dejar de escurrir el bulto y asumir su responsabilidad. Como señala el catedrático Richard Steiner, Repsol ha minimizado deliberadamente los riesgos de vertido en su Evaluación de Impacto Ambiental. Apelamos pues al principio de precaución y denunciamos que el Gobierno de España está incumpliendo sus obligaciones de respeto a diversas directivas comunitarias relativas a la Evaluación de Impacto Ambiental, sobre la seguridad de las operaciones relativas al petróleo o al gas mar adentro, de Prevención y Control integrado de la Contaminación, de respeto a la Red Natura 2000 o a la participación del público en la información medioambiental”.
 
“El Partido Popular pone en peligro los intereses del medio ambiente y de la mayoría social de Canarias por el lucro de unos pocos. Y para ello no duda en jugar sucio, como con sus intentos de evitar el debate sobre las prospecciones en Europa, con el sospechoso retraso en la tramitación del Lugar de Importancia Comunitaria del espacio marino del oriente y sur de Lanzarote y Fuerteventura o con esta autorización a Repsol que casualmente se conoce unos días después de las elecciones europeas”.
 
“Por ello, desde la Izquierda Unitaria Europea seguiremos en estrecho contacto con Izquierda Unida Canaria y con los colectivos y plataformas que se oponen a las prospecciones para denunciar estas maniobras del Partido Popular para poner a su disposición todas las vías a nuestro alcance en Europa para frenar este despropósito”, concluyó Meyer.