El plan de competitividad aprobado por el Gobierno “es un mero baile de cifras sin novedades de interés”

El responsable federal de Economía y Empleo de IU denuncia que el Ejecutivo del PP ‘olvida’ de nuevo poner sobre la mesa la Iniciativa de Garantía de Empleo Juvenil, que permitiría utilizar fondos de la UE
 
El responsable federal de Economía y Empleo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, avisa de que el ‘nuevo’ plan de impulso económico y apoyo a la competitividad aprobado hoy por el Consejo de Ministros “es un mero baile de cifras y cantidades, la inmensa mayoría ya aprobadas anteriormente, que el Gobierno de Mariano Rajoy hace reaparecer para dar la sensación de que está haciendo algo para estimular la economía”.
 
García Rubio señala que el Ejecutivo del PP “vuelve a desaprovechar otra magnífica oportunidad para tomar medidas que sirvan realmente para que se produzca un aumento de la demanda que genere expectativas de negocio y, en consecuencia, ayuden a la creación efectiva de empleo. Para ello sería imprescindible recuperar la inversión pública, fortalecer los servicios públicos, así como aumentar los salarios y las pensiones”.
 
“Las insuficientes propuestas aprobadas hoy –detalla el dirigente federal de IU- se unen a las ineficaces medidas lanzadas por el Banco Central Europeo (BCE), que ha vuelto a poner sus esperanzas en la Banca privada europea como único elemento para contribuir a la salida de la crisis. Estas actuaciones ya han fracasado anteriormente y han puesto en evidencia que la política de austeridad y recortes no sirve para afrontar una grave situación que se prolonga ya desde hace más de seis años”.
 
El responsable económico de Izquierda Unida indica que “en el caso español, una inflación tan reducida que anuncia la deflación y que está en el 0,2%, lo que se extiende como una grave amenaza para toda la zona euro, no puede ser atajada con medidas ridículas que sólo consisten en volver a sacar a escena partidas ya asignadas y que no han tenido acogida para su uso. Sólo el nuevo Plan PIVE puede ser una excepción, y discutible, en este terreno”.
 
“Pero lo más sangrante -destaca García Rubio- es que la Iniciativa de Garantía de Empleo Juvenil, que permitiría utilizar algunos fondos de la Unión Europea (UE) aunque en cantidad casi simbólica, ni siquiera se ha puesto sobre la mesa, con lo que se retrasa de nuevo su aplicación en España”.
 
En este sentido, el dirigente federal de IU recuerda que “la UE puso como plazo finales de 2013 para conocer la aplicación que las autoridades españolas querían dar a esos fondos. Este plazo no se ha cumple y el Gobierno del PP parece no tener prisa, mientras más de 800.000 parados menores de 25 años siguen en una situación crítica”.