El senador Mariscal defiende el veto de IU a la abdicación del Rey, que es rechazado en la cámara alta, y reclama al monarca que “abdique en el pueblo”

El parlamentario de Izquierda Unida expone ante el Pleno del Senado la alternativa republicana que defiende esta formación “no sólo para elegir un modelo de Estado, sino para construir un modelo que garantice pan, trabajo y techo” a la mayoría social

El senador de Izquierda Unida José Manuel Mariscal ha defendido esta tarde ante el Pleno de la Cámara Alta el texto del veto de su formación a la Ley Orgánica de Abdicación de Juan Carlos de Borbón. Lo ha hecho durante el último trámite parlamentario de esta norma en el que, además, ha reclamado al rey que “abdique en el pueblo” porque ha llegado la hora de la democracia para poder elegir la forma de Estado que quiere la ciudadanía.

Tanto la iniciativa de veto de IU como las otros dos similares presentadas por los senadores pertenecientes a ICV y ERC fueron rechazadas. Durante su intervención antes de las votaciones Mariscal señaló que la Transición acabó el 2 de junio, el mismo día en que el hasta ahora jefe del Estado anunció su decisión de abdicar y abrió una nueva etapa en la que “el pueblo está legitimado” para reclamar su participación en la forma de organizar el Estado.

El parlamentario de IU, que lucía una escarapela tricolor en su chaqueta igual a la que portaron los integrantes del grupo de IU, ICV-EUiA, CHA la semana pasada durante el debate en el Congreso, comenzó su discurso lamentando los “escasísimos” miembros del Gobierno presentes en el Senado en un trámite calificado como ‘muy importante’ desde el propio Ejecutivo. Insistió en la alternativa republicana que defiende Izquierda Unida “no sólo para elegir un modelo de Estado, sino para construir un modelo que garantice pan, trabajo y techo” a la mayoría social.

Valoró que se decidía con este debate sobre la abdicación es si España se va a guiar por “un mandato medieval o por uno constitucional” y si las Cortes “son sólo notarias de un acto administrativo o si se devuelve al pueblo la soberanía”.

Mariscal auguró que las próximas elecciones municipales de 2015 se convertirán en unos comicios de carácter constituyente, con el “precioso antecedente” de las celebradas el 12 de abril de 1931, que derivaron en la proclamación de la II República.

Apuntó que el 63% del actual censo electoral no tuvo oportunidad de votar la Constitución en 1978 y por eso hoy es “la hora de la democracia” para que la ciudadanía “decida su futuro”, ya que se ha podido desprender del miedo “inoculado durante 40 años de franquismo y utilizado durante la Transición”.

El representante de IU indicó también que el bipartidismo de PP y PSOE junto a la monarquía “son dos caras de misma moneda” que, a día de hoy, han “llegado al agotamiento”.

Recordó las palabras que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pronunció durante este mismo debate en el Congreso, en las que elogió a la monarquía como garante de la concordia, para reprochar que no puede darse esa concordia con seis millones de parados, con otros trece en riesgo de exclusión social o cuando no se asegura una Sanidad y una Educación públicas.

José Manuel Mariscal aprovechó su intervención para pedir el indulto de los sindicalistas condenados a tres años de prisión mientras los corruptos campan a sus anchas. Pidió también el respaldo de la Cámara a esta medida de gracia porque “sólo actuaron como piquetes informativos”. Ante el murmullo en el hemiciclo, señaló que “igual es mejor indultar a un guardia civil que graba una agresión sexual, pero como es el hijo de un concejal del PP...”.


(En la foto, José Manuel Mariscal durante su intervención)