Alberto Garzón tacha de "bastante bochornosa" la gestión del Gobierno del PP en el "estafa" de las participación preferentes

El diputado de IU y portavoz parlamentario de Economía considera que las entidades financieras utilizaron este producto de alto riesgo como un “instrumento” para “enriquecerse y multiplicar sus ganancias económicas” durante la ‘burbuja inmobiliaria’
 
El diputado de Izquierda Unida y portavoz económico del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA en el Congreso, Alberto Garzón, ha tachado esta tarde de “bastante bochornosa” la gestión del Gobierno del PP de la “estafa” de las participaciones preferentes. Garzón señaló que este producto de alto riesgo fue un “instrumento” utilizado por las entidades financieras “para enriquecerse y multiplicar sus ganancias económicas” durante la ‘burbuja inmobiliaria’, que “ha dejado atrapadas a miles de personas que no tenían suficiente información para saber lo que estaban firmando”.
 
Garzón expuso en el Pleno de la Cámara Baja la opinión y el voto favorable de su grupo a la proposición de ley del Grupo Mixto para garantizar la devolución íntegra del valor nominal de las participaciones preferentes y otros instrumentos híbridos de capital y de deuda subordinada a los ahorradores sin experiencia financiera.
 
El diputado de IU por Málaga afirmó que incluso el propio ministro de Economía, Luis de Guindos, llegó a considerar adecuado tildar de “estafa” la comercialización de este tipo de productos financieros. Además, ha criticado que no se hiciera “nada” para abordar el problema y que no se hayan asumido responsabilidades “ni por las entidades que debían estar regulándolo, vigilándolo y fiscalizándolo hasta el último detalle, ni por el propio Gobierno” que, en su opinión, utilizó más “la retórica” de las “herramientas legislativas” para resolver el problema.
 
Denunció que mientras se salvaba a los grandes acreedores, los minoristas “personas de carne y hueso, de edad avanzada, incluso gente que no sabía leer ni escribir”, vieron cómo los “ahorros de toda su vida se evaporaban”. Y no sólo no fueron “rescatados”, sino que fueron “insultados” mientras el Gobierno del PP reconocía que “llevaban razón” pero no hacían nada para remediarlo.
 
Garzón reprochó también al Partido Popular que “no se ha resuelto el problema” de las participaciones preferentes, sino que han tenido que ser las personas afectadas las que lo han afrontado sin la ayuda de ninguna administración pública.
 
El parlamentario de IU consideró un “agravante” el hecho de que, a través de los instrumentos de la Unión Europea (UE) y de los Estados, en la propia UE se haya propiciado salvar a los acreedores, que han sido “los grandes beneficiarios del rescate a la Banca”.
 
Para el portavoz de Economía de IU, ICV-EUiA, CHA, el Estado español ha dedicado decenas de miles de millones al rescate bancario mientras que no sólo no destina los mismos recursos a sectores como la Sanidad, la Educación, la dependencia o las prestaciones sociales, sino que sus presupuestos sufren recortes para satisfacer “las demandas” de los grandes acreedores internacionales, que han solventado situación contable gracias al desembolso “solidario” de los españoles.
 
En su opinión, este “bochornoso panorama” ha mostrado claramente cuáles son los intereses que defiende el Gobierno de Mariano Rajoy, centrados en la troika, la encargada de diseñar en última instancia estas políticas. Garzón ha exigido al Gobierno que priorice “los intereses de la mayoría social, de los más desfavorecidos, y no los de las grandes fortunas”, que son las que se arriesgaron durante la ‘burbuja inmobiliaria’ y las que deberían haber asumido sus riesgos y sus pérdidas. Sin embargo, “son los que se han enriquecido y se han ido ‘de rositas’”, dijo, como consecuencia de esa gestión “bochornosa” de esta crisis económica por parte de “los gobiernos de la Europa del Sur” y, concretamente, “del Partido Popular” en nuestro país.