El Consejo Político de IU aprueba primarias abiertas e importantes cambios en la dirección para impulsar la "convergencia con otras formaciones" e iniciar un Proceso Constituyente

Las propuestas incluidas por Cayo Lara en su informe político –aprobado por 109 votos a favor, 7 en contra y 29 abstenciones- incluyen crear la Secretaría Ejecutiva de Proceso Constituyente, al frente de la cual estará el diputado Alberto Garzón

El Consejo Político Federal (CPF) de Izquierda Unida, máximo órgano de dirección entre asambleas de la organización, ha aprobado hoy por amplia mayoría importantes cambios en la estructura interna de su dirección y en la forma de afrontar las importantes citas electorales de 2015. Estas propuestas estaban recogidas en el informe político que presentó al plenario del Consejo el coordinador federal, Cayo Lara, e incluyen la celebración de “primarias abiertas a simpatizantes” si hay más de un candidato a la Presidencia del Gobierno en las próximas Elecciones Generales, así como “instar al conjunto de federaciones, en el marco de sus competencias” a articular procesos similares para los comicios de sus competencias.

Al mismo tiempo, el CPF –cuyos miembros aprobaron el informe político tras cerca de ocho horas de debate constructivo y muy participativo por 109 votos a favor, 7 en contra y 29 abstenciones- daba el visto bueno a plasmar en lo concreto la demostrada disponibilidad de IU para converger con otras fuerzas políticas y sociales, es decir, con “todos aquellos” que quieran participar en un amplio Bloque Social y Político que aspira a “ser mayoría para construir una alternativa de país, un nuevo modelo de Estado, de Gobierno y de sociedad”.

Para ello, el propio Lara dio cuenta de los cambios propuestos en la dirección y, entre ellos, anunció la creación de una Secretaría Ejecutiva de Proceso Constituyente. Al frente de ella estará el diputado malagueño y portavoz económico en el Congreso, Alberto Garzón.

Entre sus nuevas atribuciones están el “dirigir las políticas que hagan posible la construcción” del mencionado Bloque Social y Político, lo que incluye los contactos con otras fuerzas políticas y movimientos sociales para sumar esfuerzos y converger en esta tarea.

Esta nueva secretaría ejecutiva coordinada por Garzón es la ‘punta de lanza’ del nuevo proyecto de Izquierda Unida en esa voluntad de convergencia real con quienes buscan una transformación de este país y que, como reconoció su coordinador federal, “exige de nosotros credibilidad, generar confianza, una discurso político dirigido a la mayoría, así como determinación, generosidad e inteligencia en la dirección de los procesos”.

Con anterioridad, Cayo Lara ya había expuesto el marco en el que se encuadra el trabajo de esta importante secretaría. “Hacemos un llamamiento -dijo- para construir, desde la idiosincrasia de cada fuerza, un bloque que consiga la mayoría en las Elecciones Generales de 2015 y que permita poner en marcha el proceso constituyente que reclamamos”. Aclaró también que este acercamiento entre distintas fuerzas de la izquierda “no tiene necesariamente que pasar por fórmulas clásicas de uniformidad, sino en las basadas en la convergencia en el trabajo social y de cooperación en luchas concretas”.

Alberto Garzón explicó a los medios que le abordaron a su llegada a la sede federal que esta formación busca “converger” con otras formaciones para “transformar” nuestro país, para lo que es necesario debatir “una propuesta colectiva” dentro de su formación para una confluencia que tiene “muchos diseños posibles”.

Además, entre los demás cambios en la dirección aprobados por el CPF, la periodista y hasta ahora responsable de Comunicación Interna, Clara Alonso, pasa a ocuparse de la nueva Secretaría Ejecutiva de Comunicación. Se encargará tanto de coordinar la política de comunicación de IU hacia el exterior como en los medios propios, incluyendo las redes sociales y la página web.

La propuesta de Cayo Lara aprobada recoge también encargar al dirigente balear Eberhard Grosske y al madrileño Raúl García la tarea de “elaboración y propuesta sobre Participación Democrática”; a Lara Hernández la responsabilidad de Convergencia, dentro del área de Proceso Constituyente, y al nuevo eurodiputado Javier Couso “tareas relacionadas con el área internacional cuando se organice y se defina la misma”.

Otros cambios aprobados incluyen la inclusión de Tasio Oliver en el equipo de argumentarios; el encargo a la consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Elena Cortes, y a la también dirigente andaluza y miembro de su equipo en la consejería, Amanda Meyer, tareas de explicación a nivel estatal de “nuevas formas de de gestión de lo público”, así como la incorporación de Tania Sánchez a la Presidencia Federal en sustitución de Grosske.