Cayo Lara califica de “medidas de salgo de fin de temporada” las últimas propuestas económicas aprobadas por el Gobierno

El coordinador federal de IU avisa de que la llamada Garantía Juvenil de Empleo “no va a facilitar el empleo estable” para este colectivo y supone un “regalo a los empresarios” para que sigan con una contratación “precaria y temporal”
 
El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha calificado hoy de “medidas que parecen un saldo de fin de temporada” las múltiples propuestas económicas aprobadas en el último Consejo de Ministros a través de la socorrida fórmula del decreto-ley. Entre ellas, destacó la que el Gobierno del PP ha dado en llamar Garantía Juvenil de Empleo, de la que avisó de sus graves carencias porque “no va a facilitar el empleo estable” para este colectivo y porque los 1.800 millones de euros de fondos europeos de que está dotada van a ir a parar directamente a manos de los empresarios.

En la tradicional rueda de prensa de los lunes en la sede federal de IU, Lara advirtió de que esta pretendida fórmula para impulsar la contratación juvenil supone un “regalo a los empresarios para seguir creando empleo precario y temporal”. De esta forma se refería a la rebaja de 300 euros al mes en la cotización a la Seguridad Social contenida en la propuesta si se contrata a un joven menor de 25 años, aunque si se le despide pasados los seis primeros meses no se deben devolver las ayudas.

De la misma forma, el máximo responsable de IU explicó que el Ejecutivo de Mariano Rajoy busca con esta “actuación electoralista” principalmente “rebajar el número de parados inscritos en las oficinas de empleo” pero sin mejorar las perspectivas laborales de los jóvenes sino “haciéndose trampas al solitario”.
Recordó que, para ello, lo que ha “inventado” el Ministerio de Trabajo es que los jóvenes menores de 25 años se inscriban en un nuevo registro telemático sin que tengan también la obligación de registrarse como demandantes de un trabajo en las oficinas de empleo, “con lo que desincentivan el que aparezcan oficialmente como parados en las cifras mensuales, por lo que luego hay que esperar a los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa trimestral) donde sí figuran todos los que realmente no tienen trabajo”.

Cayo Lara extendió sus críticas a la fórmula elegida por el Ejecutivo del PP para sacar adelante el “batiburrillo de más de 170 folios” con medidas tan dispares como las comisiones de las tarjetas de crédito, la liberalización de los horarios comerciales en más ciudades o la regulación de los drones a través de la figura del decreto-ley que “está desvirtuando muchísimo”. Recordó que esta fórmula legislativa está prevista para cuestiones que obedecen a razones de urgencia “y por lo que parece que sólo tiene urgencia este Gobierno es por mantenerse en el poder”.