La ‘Asamblea Ciudadana Pro Referéndum’ inicia su trabajo y se marca como objetivo recoger 500.000 firmas hasta diciembre para exigir al Gobierno una consulta sobre Monarquía o República

Más de una docena de formaciones políticas, además de colectivos sociales y plataformas ciudadanas, integran esta iniciativa presentada públicamente en el Ateneo de Madrid para que “sea el pueblo quien decida” sobre la forma de Estado

Más de una docena de formaciones políticas, además de colectivos sociales y plataformas ciudadanas, han presentado hoy la recién constituida ‘Asamblea Ciudadana Pro Referéndum’. Nada más nacer esta asamblea ya se ha puesto la principal tarea: recoger a partir de hoy y hasta el próximo diciembre más de medio millón de firmas en todo el Estado para exigir al Gobierno de Mariano Rajoy la convocatoria de una consulta sobre Monarquía o República.

En una concurrida rueda de prensa en el Ateneo de Madrid las organizaciones que conforman esta iniciativa –Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya Verds, Chunta Aragonesista, Equo, Compromís, Confederación de Los Verdes, Alternativa Socialista, Espazo Ecosocialista Galego, Batzarre, Iratzarri-EKI, Partido Comunista de España, Izquierda Abierta, Izquierda Republicana, entre otras-, así como diferentes colectivos sociales y plataformas del mundo de la Cultura presentaron esta asamblea ciudadana para que “sea el pueblo quien decida”.

Los portavoces intervinientes detallaron que este primer objetivo fundamental para conseguir “al menos 500.000 firmas” servirá después para llevarlas a la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados con vistas a impulsar la realización del referéndum consultivo que demandan sobre la forma de Estado.

Hicieron un llamamiento para que todas las fuerzas políticas, sociales y culturales, así como los ciudadanos, “se constituyan en asambleas” de cara a recabar las firmas a favor de esta iniciativa, que sólo busca algo “de sentido común como es tener más democracia”. Adelantaron que hoy mismo se van empezar a constituir estas asambleas y que buscan que “en otoño haya un encuentro de todas ellas para fijar la estrategia”.

Para la periodista Teresa Aranguren, encargada de presentar el acto, la “República es sinónimo de ciudadanía”. Según Aranguren, “si existe hoy un término como el de ‘patriotismo’ que merezca la pena es debido a la II República Española”, que ha permitido sentirse “orgulloso y heredero de una tradición como país”.

En esta línea, Aranguren criticó al Gobierno del PP por utilizar la ‘marca España’ para “tapar algunas realidades como los desahucios o las protestas”. Por ello, señaló que “si hay algo que significó la ‘marca España’ en el mundo, eso fue la II República Española”, que dio a nuestro al Estado “una proyección internacional como la primera trinchera contra el fascismo en Europa”.

La portavoz de la Junta Estatal Republicana (JER), Gloria Aguilar, explicó el origen de esta iniciativa “surgida a partir de la abdicación” del rey Juan Carlos, “cuando miles de personas tomaron las calles y las plazas pidiendo un referéndum”. Aguilar expuso los pormenores que se pretenden con esta recogida de apoyos para la convocatoria de un “referéndum consultivo”, que acabarán para su consideración a la Comisión de Peticiones de la Cámara Baja.

Carlos Martínez Núñez, como portavoz de los colectivos sociales ligados, manifestó que la “hoja de ruta que nos hemos marcado parte de estructurar todas nuestras reivindicaciones en torno a un referéndum. Exigimos que se consulten a la ciudadanía aquellas decisiones que le afectan directamente, tal y como recoge el artículo 92 de la Constitución”.

Según Martínez Núñez, esta asamblea ciudadana “es una iniciativa popular, que está al servicio de la mayoría, de todos los que están indignados y de aquellos que quieren cambiar las cosas”.

Denunció la “restauración borbónica” que está “sustentada y blindada por dos partidos” -en referencia a PP y PSOE-, de los que ha recordado que cosecharon menos del 50% de apoyo en las recientes Elecciones Europeas. Por ello, ha incidido en la necesidad de “darle la voz al pueblo” y ha reclamado que la gente “se empodere y salga para pedir más democracia”, para que las decisiones que afectan al conjunto de la población “las tomen los ciudadanos”.

“Estamos sometidos a los poderes financieros, a la troika, y vemos que la soberanía y la democracia están secuestradas”, apuntó.