El Área de juventud de IU señala que los datos de la última ‘EPA’ demuestran que la respuesta del gobierno al paro juvenil es “la precariedad y el exilio”

Carlos Martínez Núñez, coordinador de ‘Jóvenes de IU’, considera que estos datos “revelan el fracaso de las reformas laborales, tanto porque apenas han creado empleo como porque el empleo creado es de pésima calidad”.

El Área federal de Juventud de Izquierda Unida, a través de su coordinador, Carlos Martínez Núñez, valora que el dato de desempleo juvenil arrojado por la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre del año, demuestra que la respuesta del Gobierno al problema del paro juvenil es “la precariedad y el exilio”. El coordinador del área, Carlos Martínez Núñez, considera que los datos publicados por el INE “revelan el fracaso de las reformas laborales, tanto porque apenas han creado empleo”, como porque los puestos de trabajo creados son “de pésima calidad”.

El responsable de ‘Jóvenes de IU’ recuerda que esta bajada de los índices de desempleo “está muy lejos de ser una buena noticia”, ya que los datos de la encuesta “vienen a confirmar la tendencia en la transformación del mercado laboral que se esperaba”, es decir, que tras las sucesivas reformas laborales realizadas por PP y PSOE “la contratación pase a ser lo más flexible posible”.

Según explica Carlos Martínez, la franja de edad donde se ha creado más empleo ha sido entre los 20 y los 29 años, sumando un total de 91.600 puestos de trabajo. A ello habría que añadir, en menor medida, los 26.700 puestos creados en la franja entre los 30 y 34 años y los casi cien empleos perdidos entre los jóvenes de 16 a 19 años.

El dirigente de ‘Jóvenes de IU’ destaca que el aumento del empleo se ha producido sobre todo “en el sector servicios, con contratos temporales - un 7% de ellos de duración de un día- y en zonas turísticas”, por lo que concluye que “se trata principalmente de una contratación estacional, propia del comienzo del período estival y favorecida por la inclusión de la Semana Santa en el anterior trimestre”.

Para Martínez, “otro dato que se oculta detrás de lo que vende el Gobierno como buena noticia, es el hecho de que la población activa entre los jóvenes de 16 y 29 años haya bajado en 18.000 personas”. A su juicio, “esto pone en manifiesto que la emigración sigue siendo la única esperanza de encontrar un empleo para muchos y muchas jóvenes que ven su futuro truncado en nuestro país”, tal y como indican algunos estudios demográficos, que sitúan por encima del medio millón las personas que se han visto obligadas a abandonar el país.

El Área de Juventud de IU apunta que, a principios de año, la publicación del ‘Informe Anual Sobre la Evolución del Empleo y la Situación Social en Europa’ venía a confirmar lo que ya se deducía de la progresiva pérdida de capacidad adquisitiva de la clase trabajadora y el alto índice de contratos parciales y temporales: “tener un empleo en nuestro país no garantiza salir de la pobreza”. Por ello, Martínez asegura que “la juventud se halla en constante riesgo de pobreza o dependencia”, debido a que en España “más de la mitad de los contratos hechos a jóvenes son de tipo temporal – un 4% más en este último año- y porque, por otro lado, la cantidad de jóvenes que no consiguen acceder a una jornada laboral completa ha aumentado en más del 59% desde el 2008”.

“Una vez más –explica Martínez- se muestra la fragilidad de los indicadores económicos que el Gobierno utiliza para justificar que hay ‘un cambio de ciclo’, y lejos de ser así, vemos como su política sólo maquilla los datos de desempleo a través de contratos temporales”. En este sentido, el responsable de ‘Jóvenes de IU’ añade que “si tenemos en cuenta que desde el comienzo de la crisis se han destruido más de 2,3 millones de puestos de trabajo entre los y las jóvenes, celebrar unas cifras irrisorias que están marcadas por la contratación temporal característica del período de primavera-verano, es una muestra de hipocresía por parte de un Gobierno que no se interesa ni por las condiciones laborales de las y los trabajadores jóvenes ni por su calidad de vida”.

El Área de Juventud de IU advierte de que seguirá “luchando contra la precariedad, el paro y el exilio”, porque es “una lacra histórica a la que se somete a la juventud”. En opinión de Carlos Martínez “el Gobierno -al mandato de las élites económicas- trata de perpetuar con medidas en nuestra contra, la imposibilidad de desarrollar un proyecto de vida digno dentro de nuestras fronteras”. Por ello, ‘Jóvenes de IU’ hace un llamamiento  “al conjunto de las y los jóvenes a no quedarse impasible ante los hechos y a sumarse a la lucha por la dignidad de nuestras vidas y la conquista de nuestro futuro. Es la hora de construir un nuevo país donde ni el paro, ni la precariedad, ni la emigración sean la constante común que atraviese a toda la juventud”.