García Rubio considera "tardía e insuficiente" la compra de deuda anunciada por el BCE

El secretario ejecutivo de Economía y Empleo advierte de que estamos “ante la constatación oficial del fracaso de las políticas de austeridad” y recuerda que “Izquierda Unida lleva proponiendo medidas similares, aunque más ambiciosas, desde hace años y ahora el BCE rompe parcialmente su ortodoxia neoliberal porque la situación de la economía europea está al límite”
 
El secretario ejecutivo federal de Economía y Empleo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, califica la decisión adoptada hoy por el Banco Central Europeo (BCE) y anunciada por Mario Dragui de comprar deuda de distintos países por cerca de 500.000 millones de euros de “tardía, tras seis años de sufrimiento, e insuficiente por los datos conocidos hasta ahora para impulsar de manera efectiva el empleo y la economía real. Además, habrá que ver cuáles son los activos a los que se limita la compra”.
 
García Rubio recuerda que “Izquierda Unida lleva proponiendo medidas similares, aunque más ambiciosas, desde hace años e incluso están incluidas en nuestros programas electorales. Ahora nos encontramos con que el BCE rompe parcialmente su ortodoxia neoliberal porque la situación de la economía europea está al límite, con un crecimiento raquítico, la ausencia endémica de crédito y la amenaza de una nueva recesión”.
 
“El PIB de los países centrales de la Unión Europea (UE) –detalla- está estancado y los precios reflejan en varios países, entre los que destaca España, una situación que amenaza con la deflación. La reacción del BCE es tardía y llega después de que los  bancos privados y los especuladores hayan hecho todo su negocio a costa de la deuda soberana”.
 
José Antonio García Rubio señala que “añadida a esta situación, nos encontramos con el colmo del cinismo por parte de la OCDE cuando a estas alturas reconoce que la bajada de salarios es perjudicial para la recuperación económica. Desde IU llevamos avisando de ello desde que empezó la crisis y ahí están las múltiples propuestas económicas presentadas en el Congreso en este sentido, que fueron rechazadas por los distintos gobiernos tanto del PP como del PSOE”.
 
El responsable económico federal de IU sostiene que “lo más importante de estas medidas, a las que hay que añadir la rebaja de los intereses que cobra el BCE al 0,05% para los bancos privados y que contrasta con el interés que estos exigen a los gobiernos y otras instituciones públicas en sus préstamos, es la constatación oficial del fracaso de las políticas de austeridad y del criterio del capital alemán defendiendo el euro fuerte. El euro ha comenzado a bajar en su cambio con el dólar”.
 
García Rubio apostilla que “es sorprendente la ocultación de la realidad o la ignorancia que demuestra en nuestro país Mariano Rajoy cuando habla de ‘raíces vigorosas’ de la recuperación económica poco tiempo antes de que se compruebe cómo aumentó el paro en agosto, que la OCDE se pronuncie sobre el peligro del descenso de los salarios, algo buscado especialmente por la reforma laboral perpetrada por el Gobierno del PP, o que el BCE reconozca una situación tan preocupante de la economía europea que le obliga a un giro en su política”.