IU conoce de primera mano la situación social de China y se interesa por la apertura democrática y el desarrollo sostenible de su economía

Izquierda Unida, a través de su responsable federal de relaciones con Asia, Tasio Oliver, ha formado parte de una delegación oficial de jóvenes políticos de la izquierda europea que ha visitado China, invitados por el Gobierno chino, para conocer de primera mano las políticas sociales y de desarrollo económico del gigante asiático. En esta visita también ha participado la secretaria de ecología del Partido Comunista de España (PCE), Sira Rego.

Según Oliver, “es interesante comprobar ‘in situ' la repercusión social y ambiental de las políticas de desarrollo económico del Gobierno chino, además de intercambiar opiniones sobre la situación civil y de libertades tanto de China como de Europa, ya que tenemos abierto un intenso debate sobre derechos democráticos y libertades personales en el contexto de la joven izquierda europea”.

La completa agenda que ha previsto el Gobierno chino ha incluido encuentros con miembros del Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh), con la Federación China de Mujeres, con la Liga Joven y con miembros de la Escuela de Formación del PCCH.

Del mismo modo la delegación europea ha conocido la situación del ordenamiento de las regiones autónomas y ha mantenido un encuentro específico con la Federación de Sindicatos para testar las principales problemáticas laborales del país asiático.

Oliver, como representante de Izquierda Unida, ha intervenido en un panel de intercambio de experiencias sobre la situación de la izquierda europea, los grandes retos que tiene por delante el continente y la propia Unión Europea, así como las posibilidades de relación entre ambos espacios políticos y sociales, cada vez más conectados, centrando su intervención en la problemática del desempleo juvenil que sufre España, y el sur de Europa, de forma estructural.

El responsable federal de Asia reconoce que “a pesar de la interconexión cada vez más intensa entre nuestras economías, a veces estamos completamente de espaldas desde el punto de vista social y político, aún compartiendo importantes problemas y lazos comunes”.