Albiol y Couso preguntan a la Comisión Europea si ha pedido información al Gobierno sobre el saqueo de Caja Madrid y el escándalo de las 'tarjetas black'

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, y el eurodiputado, Javier Couso, han registrado una pregunta escrita a la Comisión Europea para conocer de primera mano si Europa ha pedido o va a pedir algún tipo de información al Gobierno del Estado español sobre los escándalos diarios en torno a Caja Madrid, y si va a investigar si otras cajas de ahorro también dieron a sus consejeros las conocidas como 'tarjetas black', teniendo en cuenta que se trata de entidades rescatadas con dinero público. 

En su interpelación, Albiol y Couso relatan cómo el rescate a las cajas ha conllevado "recortes y privatizaciones de servicios públicos básicos como la educación y la sanidad", mientras que "más de 22.000 millones de euros de dinero público se han destinado en los últimos años a tapar el desmán, la irresponsabilidad, la corrupción y la nefasta gestión llevada a cabo durante años en Caja Madrid".  

La pregunta refleja que la reciente auditoría interna de la caja madrileña puso en evidencia que desde 1994 consejeros y directivos obtuvieron tarjetas de crédito para su uso y disfrute sin ningún tipo de control aparente. 

Las últimas informaciones aparecidas en los medios de comunicación apuntan a que, pese a que se desconoce el gasto total, se estima que entre 2003 y 2010 la factura del uso de esas 'tarjetas black' fue superior a 15 millones de euros. Algo que, sumado "a salarios obscenos, planes de jubilación insultantes y privilegios y prebendas  inaceptables en un contexto global de explotación laboral, desempleo masivo y recortes", resulta, cuanto menos, indignante. 

Con los datos en la mano, Albiol se compromete a trabajar "para que desde la Comisión Europea se regule y limiten las escandalosas retribuciones y los privilegios inaceptables de directivos y consejeros de las entidades financieras" 

Por su parte, Couso opina que "además de que debe ser ilegal, esto es inmoral a todas luces. Debe haber una investigación a nivel estatal, pero la UE también debe pedir explicaciones al Gobierno. La UE interviene en muchos casos, pero a veces parece que lo hace sólo para favorecer a los ricos".