Llamazares insta al Gobierno en el Congreso a que "en colaboración con la Junta de Castilla y León" apoye a los trabajadores de Campofrío "mientras se recupera la actividad normal"

La proposición no de ley de IU, ICV-EUiA, CHA pide también que se busquen “fórmulas cooperativas de apoyo a los proveedores de materias primas y auxiliares” durante el tiempo que dure la reconstrucción de la nueva planta de esta compañía en Burgos

El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares ha registrado una iniciativa en el Congreso para buscar el apoyo de las instituciones a los trabajadores de Campofrío, así como a sus proveedores, “para superar el grave impacto económico y social” del incendio sufrido el pasado 16 de noviembre en su fábrica de Burgos y “conseguir la rápida recuperación del pleno empleo”.

La proposición no de ley presentada en nombre del Grupo Parlamentario IU, ICV-EUiA, CHA insta al Gobierno central “en colaboración con la Junta de Castilla y León”  a “apoyar a Campofrío con todos los medios necesarios, administrativos, técnicos, económicos y financieros”, para facilitar a la empresa el mantenimiento al máximo posible de su capacidad productiva en Castilla y León, y la “recuperación de su plena actividad al mismo nivel que antes del incendio, en el menor tiempo posible, mediante la construcción de la nueva planta” anunciada en Burgos.

Llamazares demanda también que “con la misma concreción de respaldo que se dispense a la empresa”, se apoye a los trabajadores para que “mientras se recupera la actividad normal de la empresa con la construcción de la nueva fábrica, puedan conseguir empleos sustitutivos para todos y el impacto de esta crisis sobre su situación económica, personal y familiar, sea el menor posible”.

Asimismo, el diputado de IU que se encarga de los temas relativos a la Comunidad de Castilla y León completa la redacción de la parte propositiva de su iniciativa instando al Gobierno a “buscar fórmulas cooperativas de apoyo a los proveedores de materias primas y auxiliares, especialmente en materia de sostenimiento de precios y ayudas a la exportación de sus productos al extranjero durante el tiempo que dure la reconstrucción de la nueva planta en Burgos”.

Gaspar Llamazares considera que el agroalimentario “es el sector más relevante de toda la industria de Castilla y León”, y el sub-sector cárnico, es a su vez, “el más importante, tanto por volumen de facturación, como en términos de empleo”.

“La empresa Campofrío –añade en la motivación de la iniciativa- ha sido desde su creación en la década de los años cuarenta del pasado siglo una empresa agroalimentaria castellana y leonesa que, por méritos propios, se ha colocado entre las primeras de España, aunque la composición accionarial ha cambiado recientemente con la presencia de capital chino. Cabe igualmente recordar que desde hace meses la empresa barajaba la presentación de un ERE que afectaría a unos 400 empleos y de un ERTE que afectaría también a buena parte de la plantilla actual”.

En esta línea, recuerda que “tantas familias afectadas exigen de toda la sociedad un esfuerzo común para amortiguar en lo posible los efectos de esta catástrofe industrial”. De hecho, señala también que la propia empresa ha expresado desde el primer momento su intención de “reconstruir” en Burgos la factoría en “tan breve plazo como sea posible”.

La proposición no de ley de IU, ICV-EUiA, CHA, prolija en datos, incide en que  “de un total de 7.326 empleados en todo el mundo en el año 2013” de esta compañía “2.866 se encuentran en España, de los que 1.638 empleos directos y 500 indirectos están en Castilla y León”.