Ángela Vallina defiende que la UE debe reconocer el Estado palestino en este momento "histórico" si quiere demostrar su liderazgo en los procesos de paz

La eurodiputada de Izquierda Unida Ángela Vallina ha recalcado durante el debate sobre Palestina celebrado en Estrasburgo que la UE está en una situación "histórica", y que al igual que "el apartheid en Sudáfrica", el reconocimiento del Estado palestino "sería un paso" para que Europa demuestre su capacidad para liderar procesos de paz. En el debate estaba presente la nueva Alta Representante para la política exterior de la UE, Federica Mogherini y se produce en vísperas del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, el próximo 29 de noviembre.

"Desde 1948 Israel viola todas las resoluciones de la ONU y sin embargo ningún país ha cuestionado su reconocimiento", recordó Vallina antes de comparar la situación con Palestina, que sigue sin ser reconocida a pesar de sufrir las consecuencias de la ocupación. "El reconocimiento es una responsabilidad y obligación moral de los países que propiciaron su partición en 1947 y todo gesto contrario a esto por parte de la Unión europea, será un signo de debilidad de Europa para promover la paz", afirmó. 

Vallina fue interpelada después por dos parlamentarios que vinieron a afirmar que Israel no es agresor, sino que tiene derecho a defenderse y que el reconocimiento del Estado palestino provocaría la creación de un "Estado terrorista gobernado por Hamás". La eurodiputada asturiana contestó que "no hay más ciego que el que no quiere ver" y recordó que Israel tiene "uno de los ejércitos más poderosos del mundo, que destruye las casas de los palestinos, encarcela a los jóvenes palestinos de forma sistemática y que no tiene respeto por los niños y mujeres palestinas". Por tanto, para Vallina, en este contexto debe aplicarse la máxima de Naciones Unidas de que "todo pueblo ocupado tiene derecho a defenderse". 

Esta intervención de la europarlamentaria se produce justo un día después de la carta recibida de la Alta Representante que hizo pública ayer y en la que Mogherini denunciaba que los nuevos asentamientos colonos que Israel tiene planeados sobre los alrededores de Jericó, Ramallah y Jerusalén "son ilegales a la luz del Derecho internacional y constituyen un obstáculo a la paz y a la solución que supondría la existencia de dos Estados." Dichos asentamientos suponen de facto la expulsión de 12.000 habitantes de origen beduino, lo que viola la Convención de Ginebra, y recuerda que "en las conclusiones del Consejo de diciembre de 2012" la UE "manifestó de forma explícita su oposición" al traslado forzoso de población civil, con el agravante de producirse en zona ocupada. 

VÍDEO DE LA INTERVENCIÓN: https://www.youtube.com/watch?v=yWyQPmWXPXo