IU condena el asesinato del ministro para Asuntos de las Colonias de Palestina a manos de soldados israelíes y reclama a la UE una “respuesta firme”

Izquierda Unida ha condenado desde el Parlamento Europeo el asesinato a manos de soldados israelíes de Ziad Abu Ein, ministro palestino para Asuntos de las Colonias y del Muro, este miércoles cerca de Ramala. La eurodiputada Ángela Vallina, miembro de la delegación parlamentaria de relaciones con Palestina, ha pedido a la Unión Europea una “respuesta firme”, tras la última “flagrante violación de la legislación internacional” por parte de Israel.

Abu Ein falleció en el hospital público de Ramala tras haber recibido un fuerte golpe en la cabeza y haber inhalado los gases lacrimógenos que los militares israelíes emplearon para impedir que el grupo de manifestantes en el que se encontraba el ministro plantara olivos en una parcela de la localidad de Turmusaia, que había sido confiscada a varias familias palestinas para la ampliación de un asentamiento de colonos judíos.

"La muerte de Ziad Abu Ein es otro elemento más de provocación que va a tener consecuencias muy graves" dijo Vallina, para quien resulta “evidente la deriva hacia el sionismo del Gobierno israelí”. Una deriva, dijo la eurodiputada de IU, “que podemos considerar de extrema derecha. Los sionistas buscan situaciones de provocación y hay muestras evidentes de ello: las ofensivas militares, el ataque diario a la población civil, la vulneración sistemática de los derechos humanos, las agresiones a Gaza..." .

"Desde la delegación de Izquierda Unida nos preguntamos a qué espera la UE para dar una respuesta firme, actuar y tomar medidas, que sin duda pasan por acabar con los acuerdos comerciales con Israel y proponer sanciones a nivel internacional". "Deberían tomar las medidas que se tomaron contra el apartheid en Sudáfrica", reclamó.

Vallina participó en la visita a Palestina que realizaron el pasado mes de septiembre varias eurodiputadas y eurodiputados del Grupo confederal de la Izquierda Unitaria Europea y comprobó de primera mano las vulneraciones de derechos humanos que son denunciadas por ONG y organismos internacionales a diario.