Cayo Lara traslada desde la marcha en París la "solidaridad de IU con el pueblo francés" que ha mostrado unos "valores democráticos imprescindibles para combatir al integrismo"

El coordinador federal de IU mantiene diversos contactos antes de participar junto a ellos en la gran manifestación con Pierre Laurent, presidente del Partido de la Izquierda Europea (PIE) –del que forma parte IU junto con otras cerca de 40 formaciones-, así como con representantes de formaciones hermanas como Die Linke alemán, el propio Front de Gauche o Syriza griega

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, participa en estos momentos en la gran manifestación convocada en París para trasladar en nombre de toda la organización “nuestra total solidaridad con el pueblo francés y, muy especialmente, con las familias y los compañeros de las víctimas de la sinrazón terrorista que tan duramente les ha azotado esta semana”.

Lara encabeza la delegación de IU en la capital francesa, invitado por el Front de Gauche, en la que, entre otro/as, también se encuentra el miembro de la dirección federal y responsable de Economía y Empleo, José Antonio García Rubio. El máximo responsable de IU señala que “el pueblo francés está dando una inmensa demostración de civismo y de valores democráticos al mundo entero, que es la mejor forma de combatir a la violencia, a cualquier tipo de integrismo, incluido el religioso, pero también al racismo o la xenofobia, que en muchas ocasiones están agazapados para alimentarse de los primeros compartiendo sus mismas intenciones de quitarnos a todos la libertad que tanto cuesta mantener”.

Antes de iniciarse la manifestación, Cayo Lara ha mantenido diversos contactos con el presidente del Partido de la Izquierda Europea (PIE) –del que forma parte IU junto con otras cerca de 40 formaciones-, Pierre Laurent, así como con representantes de formaciones hermanas como Die Linke alemán, el propio Front de Gauche o Syriza griega, con quienes ha recorrido las calles parisinas en uno de los brazos en los que se ha dividido la marcha, muy dificultada por la multitudinaria asistencia de personas.

“A todos nos une la defensa de la libertad –señala-, de la libertad de expresión, de la igualdad y la fraternidad, del laicismo, y no vamos a consentir que nadie, en nombre de ningún tipo de totalitarismo ni integrismo, nos la intente robar. Llevamos décadas haciéndolo y así vamos a seguir”.