Cayo Lara fuerza el veto del PP para que Rajoy no comparezca tras exigirle que explique la “mágica caja b” que gestionó Bárcenas y tachar de “indigno” que no asuma responsabilidades

El presidente del grupo de IU, ICV-EUiA, CHA defiende en la Diputación Permanente que el presidente del Gobierno acuda al Congreso para aclarar los datos contrastados en poder del juez Pablo Ruz y de la Fiscalía Anticorrupción sobre la ‘contabilidad b’ y la financiación ilegal de la que se benefició el PP 

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha exigido que Mariano Rajoy “dé explicaciones” en sede parlamentaria por la “mágica caja b” de su partido que gestionó el ex tesorero nombrado por él, Luis Bárcenas, y ha tachado de “vergonzoso e indigno” que presidente del Gobierno continúe sin asumir sus “responsabilidades políticas”. Lara ha defendido hoy durante la reunión de la Diputación Permanente del Congreso la petición de comparecencia registrada por IU, ICV-EUiA, CHA, con la firma del Grupo Mixto, para que el también líder ‘popular’ aclare en una sesión extraordinaria de la Cámara Baja los datos contrastados en poder del juez instructor Pablo Ruz y de la Fiscalía Anticorrupción sobre la ‘contabilidad b’ y la financiación ilegal de la que se benefició el PP. La iniciativa ha llevado al veto de los diputados del PP para proteger a su líder e impedir que saliera adelante.

“Existen -dijo- más razones que nunca para que dé explicaciones por la existencia de una ‘caja b’ en el Partido Popular”. Respaldó su afirmación con el último escrito de acusación realizado por la Fiscalía Anticorrupción, donde aparece un “detallado relato de la existencia de financiación ilegal en el PP a través de una caja oculta al fisco y al Tribunal de Cuentas que funcionó durante 15 años”.

El máximo responsable de IU insistió en que “ahora es el propio juez Ruz que instruye la trama de corrupción de la Gürtel” -no ya sólo Bárcenas ni las acusaciones populares, entre las que se encuentra Izquierda Unida,  al juez Ruz- “quien dice que existía una ‘caja b’. Y por ello, van a sentar en el banquillo a 43 imputados”, tres de ellos ex tesoreros del PP (Bárcenas, Lapuerta y Sanchís), acusados de 11 delitos”.

Enfatizó que “eso es una trama de corrupción” y que la ‘caja b’ del PP “ya no es un invento ni una falsedad contada por el señor Bárcenas que, por cierto, no es un marciano que aterrizó en Génova”, ironizó Lara, sino que “es el ex tesorero y ex senador del PP ascendido a estos cargos por el propio Rajoy”.

Lara argumentó que, como tienen constatado la Fiscalía Anticorrupción y el propio juez Ruz, “de la ‘caja mágica’ de Bárcenas salía dinero para pagar 1,7 millones de euros por la remodelación de la sede” y también “salía dinero en sobres a discreción y dinero para Suiza”. Respecto a los donativos recibidos por el Partido Popular que aparecían en los famosos ‘papeles’ del ex tesorero en libertad desde la semana pasada, Lara recordó que esa contabilidad paralela del PP “se nutría, con carácter general, de donativos que incumplían la normativa de financiación de los partidos y que efectuaban personas relacionadas con entidades beneficiarias de importantes adjudicaciones públicas”, tal y como apuntó IU en su querella criminal contra varios dirigentes del PP presentada en febrero de 2013.

El coordinador federal de IU recordó las palabras del actual ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, en una Diputación Permanente como la de hoy cuando era portavoz del PP, cuando llegó a reconocer que existía “una trama de corrupción” en su propia organización. Para Lara, la Fiscalía Anticorrupción “da por probada la existencia de la ‘caja b’ en el PP”, por lo que “nos parece una tomadura de pelo que la respuesta que da ahora el señor Rajoy es que la ‘caja b’ era de ‘alguien’, pero no del PP. No se puede tomar por tan idiota a la sociedad española”.

Cayo Lara preguntó a los diputados presentes si “nadie en el PP sabía nada de los más de ocho millones de euros de los que habla el juez Ruz” y si nadie preguntaba “por qué y a cambio de qué entraban esos donativos patrióticos”.

Insistió en que Rajoy debe explicar en el Parlamento todas las acusaciones que pesan sobre él y su partido. “Es lo más decente que puede hacer –dijo- porque, de lo contrario, toda esa supuesta lucha contra la corrupción” de la que se jacta el PP “se les cae como un castillo de naipes. Y si no lo hace deberá dimitir”.