Couso celebra que “por fin” Rusia pueda hablar sobre el conflicto en Ucrania en el Parlamento Europeo

El eurodiputado denuncia ante el presidente de Exteriores de la Duma las teorías que el sector más conservador de la Eurocámara pretende imponer

El eurodiputado de Izquierda Unida Javier Couso celebró este martes que “por fin” el Parlamento Europeo invitara ayer al presidente de la comisión de Asuntos Exteriores de la Duma, Alexey Pushkov, y diera así voz a Rusia para conocer de primera mano su visión del conflicto en Ucrania. En una intervención cargada de ironía por la interpretación que los sectores más conservadores y atlantistas de la Eurocámara, ciegamente posicionados del lado de Kiev, están haciendo, Couso pidió a Pushkov que explicara las soluciones que propone Moscú, qué opina de un hipotético envío de armas de EEUU y si cree que hay un “intento deliberado por parte de algunos países europeos” y de Washington para desestabilizar a Moscú.

“Por fin podemos escuchar la palabra de alguien de Rusia en este Parlamento, porque a mi me ha dado miedo sentarme aquí con lo que hemos escuchado hasta ahora. Nuestros colegas eurodiputados de la comisión de Asuntos Exteriores dicen que ustedes creman a sus soldados que están combatiendo en Ucrania, que incluso el embajador ucraniano tiene que contactar con las madres rusas… es decir, que ustedes son terribles”, dijo Couso antes de exponer sus preguntas.

“Yo quiero escucharle a usted y así no tener sólo la interpretación de mis colegas: hemos visto una desestabilización continua por parte de Ucrania, ¿ustedes creen que hay un intento deliberado por parte de algunos vecinos europeos y, sobre todo, del vecino atlántico para perturbar las relaciones de buena vecindad? ¿Qué solución proponen ustedes al conflicto y cómo contemplaría Rusia el suministro de armas por parte de EEUU?”, dijo el eurodiputado.

Pushkov midió mucho sus palabras en la respuesta, pero no dejó de darle la gravedad y la importancia que para Moscú tiene el conflicto: “Esta guerra no lleva a ninguna parte, pero puede ampliarse y convertirse en un problema para la seguridad europea. EEUU contempla mandar armas, lo que supone una evolución peligrosísima y podría llevarnos a la guerra total. Vietnam empezó así”.

Para el representante ruso, “el estatus es fundamental para encontrar paces duraderas” porque “cuando escuchamos el mantra de que Ucrania debe ser un país unificado, debemos considerar la situación: ¿Este tipo de país es la respuesta a la crisis internacional?” se preguntó. “Recordemos la situación de Kosovo. No sugiero que Ucrania se convierta en una federación, aunque Alemania, Rusia y EEUU lo son. Lo que digo es que debemos hablar de un estatus especial y esa decisión no le corresponde ni a Bruselas, ni a Washington, ni a Kiev” advirtió antes de centrarse en Kosovo.

“Cuando Kosovo se escindió de Serbia, Belgrado no dio su beneplácito. Se hizo contra su voluntad” y esto, para el presidente de la comisión de Exteriores de la Duma, “fue una violación del derecho internacional”. “Igual que lo fue la agresión de EEUU a Irak y los 25 países europeos que participaron allí. Eso fue una violación del derecho internacional y hasta Obama lo sabe – continuó-. También pasó esto en Libia. No podemos decir que funciona el derecho internacional en un lugar y que en otro hay que excluirlo porque no nos gusta. Apelo a sus sentido y sensatez”.

Couso, por su parte, lametó que en el Parlamento Europeo “no haya ecuanimidad a la hora de tratar los acontecimientos en Ucrania”. Algo que, “para muchos, es un debate maniqueo en el que ya han dictado sentencia: Rusia es culpable y hay que atacarla”.

“Ese camino nos lleva a un futuro negro con el peligro de la extensión regional de la guerra", advirtió en la línea de Pushkov: "La desestabilización de Ucrania, usando elementos extremistas de derecha, es la última parada en el intento de expulsar a Rusia del esquema de seguridad común europea".