Izquierda Unida saluda la realización de la III Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) concluida el pasado día 29 de enero tras su celebración en la ciudad de Belén (Costa Rica)

Saludamos los acuerdos adoptados por esta cumbre  en la cual los Jefes de Estado y de Gobierno de la CELAC ratificaron a la región como Zona de Paz, totalmente libre de armas nucleares.

La declaración final de la III Cumbre de la Celac reconoció a la paz como un valor supremo de la convivencia universal y patentizó el compromiso permanente con el desarme nuclear y la proscripción de las armas de destrucción masiva.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) acordaron impulsar la Cooperación Sur-Sur para alcanzar el desarrollo sostenible y el crecimiento inclusivo en beneficio de los pueblos.

De igual modo manifestaron su complacencia con las acciones implementadas en favor de Haití y reiteraron la voluntad de identificar nuevas formas de cooperación con la expectativa de satisfacer las necesidades del país más pobre del hemisferio.

Igualmente la Cumbre se pronuncio en contra del Bloqueo a Cuba, expreso su solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela ante las agresiones que viene sufriendo y los intentos de desestabilización política y económica llevados a delante por los enemigos de la revolución bolivariana y de la integración de los pueblos latinoamericanos, y expresó su forme apoyo al proceso de paz  en Colombia que se lleva adelante en la ciudad de La Habana desde Noviembre de 2012.

La Celac congrega a la totalidad de países latinoamericanos y caribeños.  Izquierda Unida anima a los pueblos y gobiernos latinoamericanos y caribeños a profundizar la senda emprendida para la integración latinoamericana y para  la creación de un polo estratégico  alternativo al imperialismo estadounidense. Solamente la unidad  e integración de los pueblos  al sur del Rio Grande permitirá a estos avanzar en la senda de la prosperidad social y económica y mantener su independencia nacional