Enrique Santiago considera “de suma gravedad” la desaparición del expediente judicial de la causa abierta por el borrado por parte del PP de los ordenadores de Luis Bárcenas

El responsable jurídico y dirigente de IU destaca las numerosas “irregularidades” que se han sucedido en la que es la primera querella contra un partido en España y, aunque no adelanta acontecimientos, señala que si en el transcurso de la investigación abierta por la desaparición se detecta alguna actuación dolosa, IU iniciará las correspondientes actuaciones legales

El responsable jurídico y dirigente federal de Izquierda Unida, Enrique Santiago, ha considerado esta tarde “de suma gravedad” la desaparición del expediente judicial sobre la causa abierta por el borrado por parte del Partido Popular de los ordenadores de su ex tesorero, Luis Bárcenas. Santiago destacó que las numerosas “irregularidades” que se han sucedido en esta causa, la primera en la que se ha presentado una querella contra un partido político en España, son “absolutamente anómalas”.

En declaraciones a los medios realizadas en las dependencias de Izquierda Unida en el edificio de grupos parlamentarios del Congreso, el abogado y dirigente de esta formación explicó las anomalías producidas desde que en octubre de 2013 tanto IU como el resto de organizaciones personadas en la misma acusación presentaron la querella contra el PP por la comisión de un posible delito informático y otro de encubrimiento, por la destrucción o desaparición de pruebas tras haber borrado y extraviado varios discos duros de los ordenadores de Luis Bárcenas, “en los que previsiblemente estaban consignados todos los movimientos de su ‘contabilidad B’”.

Preguntado sobre una posible ‘intencionalidad’ en la pérdida del citado expediente, Enrique Santiago explicó que toda esta documentación consta de cerca de 1.000 folios, que “no es precisamente una carpeta”, por lo que no resulta fácil explicar cómo se ha perdido. Adelantó que “si ha habido intencionalidad por parte de alguien para que se extraviara esta causa, va a tener poco éxito”, ya que el grueso de la documentación volverá a ser aportado por los querellantes contra el Partido Popular.

Tras aclarar que ya se ha abierto “un expediente gubernativo, una investigación en el juzgado para dilucidar cómo ha desaparecido este expediente”, dejó claro que dado que IU y las otras partes que interpusieron la querella han sido quienes aportaron el 80% del contenido de la causa “estamos en condiciones de reconstruir ese expediente en la vista que está convocada para el próximo viernes”.

Enrique Santiago quiso ser prudente y prefirió no hacer hipótesis sobre lo ocurrido, aunque insistió en tachar de “absolutamente anómalo” que haya podido desaparecer un expediente de estas características. En esa citación del viernes para recomponer la causa tiene previsto acudir con toda la documentación de que dispone como querellante y con la esperanza de que la Fiscalía no ponga inconvenientes a la misma. Eso sí, aunque no quiso adelantar acontecimientos, señaló que si en el transcurso de la investigación abierta por la desaparición se detecta alguna actuación dolosa, Izquierda Unida iniciará las correspondientes actuaciones legales.

En las detalladas explicaciones ofrecidas a los medios indicó que el expediente cuya desaparición fue comunicada hoy a las partes por la Audiencia Provincial de Madrid surge de las diligencias practicadas en la Audiencia Nacional tras la apertura del sumario por los denominados ‘Papeles de Bárcenas’. Entonces el PP no atendió el requerimiento del juez que instruía la causa para que entregara esos ordenadores y dijo que uno de los discos duros se había extraviado y el otro había sido borrado.

El responsable jurídico de IU aseguró que a esta última anomalía de la desaparición del expediente hay que unir “el sobreseimiento de la querella por el juzgado sin haber practicado ninguna diligencia tras haberla admitido a trámite”. Dicho sobreseimiento fue recurrido por los querellantes justamente hace un año, en febrero de 2014. “Desde entonces hasta ahora, a pesar de las numerosas veces que hemos acudido al juzgado a preguntar por el estado de la tramitación, no se nos ha dado ningún tipo de explicación. La contestación siempre era ‘vuelva usted mañana’”.

Además, Enrique Santiago también denunció el hecho de que este expediente “se tramitó de una manera distinta a como habitualmente se realiza”, es decir, “a través de un oficio”. “Nos llaman poderosamente la atención todas estas irregularidades -afirmó- y, sobre todo, que el juzgado haya tardado un año en detectar que ese expediente estaba perdido”.