Albiol solicita junto a varios eurodiputados una reunión al comisario de Derechos Fundamentales de la UE para denunciar el desprecio del Gobierno del PP a la memoria histórica

Los eurodiputados Marina Albiol (IU), Izaskun Bilbao (PNV), Josu Juaristi (EH-Bildu), Ernest Maragall (NEC), Josep-Maria Terricabras (ERC) y Ernest Urtasun (ICV) han solicitado por carta una reunión con el comisario de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, Frans Timmermans, para exponerle su preocupación por las políticas aplicadas por el Gobierno del Partido Popular en el Estado español, en materia de memoria histórica.

En la misiva, los parlamentarios justifican la petición haciendo referencia a que el Ejecutivo “no está aplicando determinadas previsiones de la actual ley” de memoria histórica y “por la escasa implementación” en el Estado español de los principios que establece la Decisión marco 2008/913/JAI, que exhorta a los Estados miembro a garantizar que se castiguen conductas como “la apología pública, la negación o la trivialización flagrante de los crímenes de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra”, o “la apología pública, la negación o la trivialización flagrante de los crímenes contra un grupo de personas o un miembro de tal grupo definido en relación con la raza, el color, la religión la ascendencia o el origen nacional o étnico cuando las conductas puedan incitar a la violencia”.

En este sentido, citan el “devastador informe” sobre la situación de la memoria histórica que redactó Pablo de Greiff, el relator especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no-repetición.

Dicho documento, relata “las continuas exaltaciones y tributos a personajes e instituciones del régimen franquista amparadas por las autoridades nacionales y regionales, además de apuntar a otros problemas estructurales que hacen que el Estado español no reconozca el dolor y el sufrimiento de las víctimas de la dictadura de Franco ni implemente una política de reparación”.

De Greiff, en su informe, también habla de las carencias en la formación del personal judicial en este ámbito”, lo que para los eurodiputados hace que no sea “una sorpresa” que las autoridades del Estado español se negaran a ejecutar la orden de arresto internacional que emitió la jueza argentina María Servini contra 20 altos cargos franquistas.

En la carta comparan la situación del Estado español con la que se vive, por ejemplo, en Estados como Alemania, donde el actual presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, no dudó en reconocer la responsabilidad de los alemanes durante la celebración del 70 aniversario de la liberación de Auschwitz.

Por último, los eurodiputados adelantan que quieren proponer a la Comisión una campaña en el Estado español en el marco del programa Europa con los Ciudadanos, que permite que se “financie la investigación, educación y concienciación sobre la Guerra Civil Española y la dictadura de Franco” y solicitan la ampliación del plazo –que finaliza en el mes de marzo- para que las organizaciones que trabajan en la memoria histórica, puedan presentar sus proyectos con el asesoramiento de una delegación de la Comisión.