Cayo Lara celebra que el BCE comience a comprar deuda soberana de los Estados, aunque subraya que la medida "llega tarde" por todos los recortes que ha propiciado el retraso

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha celebrado hoy el inicio por parte del Banco Central Europeo (BCE) de la compra de deuda soberana de los Estados miembros, aunque subrayó que llega “tarde, muy tarde”, ya que en caso de haberlo hecho antes España no tendría que pagar 36.000 millones anuales de intereses por esta deuda.

“Bienvenida sea la medida”, aseguró Lara en rueda de prensa, al tiempo que se felicitaba por este cambio de orientación demostrado por el BCE. No obstante, denunció que el máximo organismo emisor europeo ha estado actuando en todo este tiempo y desde que empezó la crisis “en favor de los intereses especulativos de la Banca”, en vez de velar por los Estados y sus ciudadanos.

El máximo responsable de IU indicó también que “ya no hay excusa” para que los bancos transfieran crédito a la economía productiva y se lleven a cabo planes dirigidos a la creación de empleo en la Unión Europea (UE).

Cayo Lara ha ironizado sobre el hecho de que el BCE haya terminado por “dar la razón” a Izquierda Unida, que desde el primer momento ha defendido que se pusiera en marcha una medida como la puesta en marcha ahora. Recordó también que la inacción en esta materia y la especulación consentida por el organismo responsable de manejar la política monetaria de los Estados de la Eurozona ha sido responsable en buena medida de los “recortes en políticas sociales y los miles de dramas humanos en la UE, especialmente en el sur de Europa, en países como Grecia y España”.