Cayo Lara se compromete con afectados por el ERE de Bankia a pedir explicaciones al Gobierno por el incumplimiento de las condiciones de los despidos en esta entidad nacionalizada

El coordinador federal de Izquierda Unida y presidente- portavoz del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA, Cayo Lara, se ha comprometido hoy con representantes de los trabajadores afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE) de Bankia a “realizar las iniciativas parlamentarias que sean necesarias para recabar explicaciones del Gobierno sobre el incumplimiento por parte de esta entidad nacionalizada de los compromisos firmados con los sindicatos en relación a los despidos, además de trabajar para dar a conocer este caso y lograr una solución justa del mismo y adecuada a los términos del ERE”.

Lara se ha reunido esta mañana en dependencias parlamentarias, acompañado por el secretario ejecutivo federal de Economía y Empleo de IU, José Antonio García Rubio, con una delegación de afectados por el ERE de Bankia. Este expediente de regulación de empleo es el más importante de los aprobados hasta ahora en España y afecta a cerca de 6.000 trabajadores -un 28% de la plantilla- para responder a las exigencias impuestas por las autoridades europeas. Del conjunto de los despidos, cerca de 4.500 corresponden a empleados de la red de oficinas y servicios centrales.

El acuerdo firmado por parte de la dirección de la entidad bancaria y el 98% de la representación sindical establecía como criterio para las bajas que éstas fueran, en primer lugar ‘voluntarias incentivadas’, en segundo término promover la movilidad geográficas de los trabajadores y, por último, las bajas forzosas.

Los interlocutores de Izquierda Unida en la reunión de hoy han explicado que este criterio no ha sido respetado por la empresa. Más de 1.140 bajas voluntarias han sido rechazadas y, sin embargo, se han producido 539 despidos forzosos. Se da la circunstancia de que en algunos casos han sido despedidas personas en circunstancias difíciles o especialmente protegidas en la legislación laboral: discapacitados (33%), mujeres embarazadas, en situación de baja por maternidad o con jornada reducida. En los casos en los que la autoridad judicial ha resuelto la nulidad del despido, Bankia las ha vuelto a contratar para volver a despedirlas con posterioridad.

Estas circunstancias son especialmente graves en los casos de Madrid y Valencia, donde se han rechazado 369 y 191 bajas voluntarias, respectivamente, para resolver el despido forzoso de 112 y 42 personas en cada lugar.

Izquierda Unida comparte la opinión de los representantes de los trabajadores afectados de que, con estas prácticas, Bankia ha transformado un ERE que se apoyaba en la voluntariedad de las bajas “en un mecanismo para asegurar el despido de numerosos trabajadores”. Las sentencias de los juzgados de lo Social han sido favorables a los trabajadores en un 81% de los casos.