Centella denuncia que el PP impide reformar el Reglamento del Congreso para “dejarlo todo atado y bien atado” para la próxima legislatura en favor del "bipartidismo”

El portavoz parlamentario de IU asegura el día después de darse por concluidos los trabajos para mejorar las normas de la Cámara Baja que los ‘populares’ han “mareado la perdiz” y advierte de que traten ahora de imponen unilateralmente cambios “valiéndose de su mayoría absoluta”

El diputado de Izquierda Unida y portavoz parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA, José Luis Centella, ha reprochado hoy al PP su negativa a que una legislatura más puede hacerse una reforma profunda y consensuada del Reglamento del Congreso, como quedó evidenciado ayer durante la última reunión de la ponencia que ha trabajado durante más de un año sobre este tema. Centella, además, ante el anuncio del partido de Mariano Rajoy de llevar al Pleno sus propuestas para aprobarlas unilateralmente, advirtió de que lo que buscan con ello es “dejarlo todo atado y bien atado” para que en la próxima legislatura sigan vigentes las mismas normas que “vienen bien al bipartidismo”, vigentes desde 1982.

En declaraciones a los periodistas en dependencias parlamentarias, el diputado de IU aseguró que tras certificarse ayer el fin de los trabajos sobre esta materia ha quedado demostrado que el PP ha estado “mareando la perdiz” durante todo este tiempo.

Recordó que el impulso en esta legislatura para reformar el Reglamento de la Cámara Baja parte de una moción defendida por su grupo y que cosechó el apoyo mayoritario del resto a finales de 2012. A partir de ahí se creó la ponencia para llevarlo a cabo en 2013, la cual comenzó sus trabajos en abril de 2014, hasta la última reunión de ayer.

Centella señaló también que su grupo aspiraba a que se pudiera consensuar un cambio en profundidad del funcionamiento de la Cámara que diera satisfacción a las exigencias ciudadanas para tener “un Parlamento abierto al pueblo y no vallado” como estuvo en la práctica durante la primera mitad de esta legislatura.

Señalo que el PP “nunca ha estado por la labor” de permitir estos cambios, aunque no tuvo inconveniente de reconocer el “buen oficio” y el “interés” demostrado por el presidente del Congreso, Jesús Posada.

Valoró con sinceridad que tras el resultado final “estamos frustrados y muy indignados” y lanzó a los ‘populares’ el mensaje de que sería una “barbaridad” que acaben imponiendo los cambios reglamentarios que sólo ellos desean “valiéndose de su mayoría absoluta” para que la Cámara Baja siga siendo un órgano “encorsetado” que permanece de espaldas a la ciudadanía.

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida avanzó que no aceptarán “ningún maquillaje” y, para ello, su grupo forzará un debate antes de que termine esta legislatura para evidenciar la “ineludible necesidad” de reformar la democracia. IU, ICV-EUiA, CHA actualizará entonces las propuestas planteadas durante los trabajos que el PP ha impedido que lleguen a buen puerto “para lograr un Parlamento abierto” y que permita a todos “ejercer una buena labor de control al Gobierno”.