Cayo Lara advierte de que el TTIP que negocian la UE y EE.UU supone un "grave peligro" porque “busca acabar con los derechos sociales y laborales" en favor de los intereses de las multinacionales

Izquierda Unida muestra su “absoluto rechazo” a este acuerdo con su amplia representación en la manifestación en Madrid y en otros puntos del Estado convocadas en el ‘Día de Acción Global’

Izquierda Unida ha mostrado hoy públicamente su “absoluto rechazo” al Tratado de Libre Comercio e Inversiones (TTIP) que negocian desde hace meses sin ningún tipo de información pública altos responsables la Unión Europea (UE) y EE.UU. Lo ha hecho a través de la amplia representación de militantes y dirigentes tanto en la manifestación ‘NO al TTIP’ convocada en Madrid -, como en las que han tenido lugar en el resto del Estado con motivo del ‘Día de Acción Global’ organizado para tal fin.

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, encabezó la nutrida representación de esta formación con un cortejo propio en la marcha madrileña entre la Plaza de Neptuno y la Puerta del Sol, a la que también asistieron, entre otros, la responsable federal de Programas, Marga Ferré; la secretaria federal de Comunicación, Clara Alonso, o la eurodiputada y portavoz de IU en el Parlamento europeo, Marina Albiol.

En declaraciones a los medios, Lara denunció el “secretismo” con el que se está negociando este acuerdo y el “grave peligro” que supone su implantación para “acabar con derechos sociales y laborales que tanto ha costado conquistar en beneficio de los intereses de las grandes multinacionales”.

El máximo responsable de IU advirtió que de salir adelante este acuerdo con los objetivos que se han planteado sus promotores supondrá una “involución absoluta”, ya que se persigue “desregular por completo esos derechos sociales, laborales, económicos y medioambientales, entre otros” para que sean las grandes empresas “las que condicionen las políticas económicas de los Estados, y no al revés”, además de suponer gravísimos problemas para muchos sectores, entre ellos el agrícola “que recibirá un palo de muerte”.

Cayo Lara recalcó que este tratado es “absolutamente negativo para los intereses de nuestro país” y exigió que se pueda dar “un gran debate nacional sobre este asunto, con luz y taquígrafos, para que todo el mundo sepa a qué atenerse y pueda responderlo con contundencia democrática”.

Durante el trayecto, los manifestantes corearon lemas como ‘Este tratado lo vamos a parar’, ‘No es un tratado, es un golpe de Estado’ y pudieron verse pancartas como la que encabezaba la marcha, en la que se leía ‘Las personas y el planeta no somos mercancía’.