Llamazares exige al responsable de Instituciones Penitenciarias que dimita por su “complacencia” con la gestión “degradada, obsesiva, dogmática y sectaria” de la cárcel asturiana de Villabona

El portavoz de Justicia de IU reclama a Ángel Yuste en la Comisión Mixta sobre el Problema de las Drogas en el Senado que “asuma sus responsabilidades” y que “acate” las recomendaciones de la Defensora del Pueblo acerca de la Unidad Terapéutica y Educativa (UTE) de esta prisión

El diputado y portavoz parlamentario de Justicia de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha exigido hoy al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, que dimita por su “complacencia” con la gestión “degradada, obsesiva, dogmática y sectaria” de la prisión asturiana de Villabona.

Llamazares le hizo esta reclamación directamente a Yuste durante la comparecencia de éste en la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas celebrada esta vez en dependencias del Senado, cuya presidencia recae en el propio diputado de IU, pero que hoy no ejerció debido precisamente a que tenía que intervenir. Pidió al responsable de prisiones que “asuma sus responsabilidades” y que “acate” las recomendaciones de la Defensora del Pueblo acerca de la “recomposición” de la Unidad Terapéutica y Educativa (UTE) de esta prisión.

El diputado de IU por Asturias, que consideró “tardía” esta comparecencia tras haberla solicitado su grupo de forma reiterada desde hace meses sin que hubiera ninguna respuesta por parte del interpelado y del Gobierno del PP, acusó a Yuste de haberse “empecinado” en hacer “descalificaciones” sobre la gestión del centro. También de realizar “manifestaciones calumniosas hacia la UTE y su coordinador” de las que posteriormente tuvieron que “retractarse” en sede judicial.

Defendió el carácter “pionero” de esta unidad, cuyos índices de reinserción han sido muy superiores -el doble- a los del resto del centro, tal y como respaldan diversos informes universitarios. Asimismo, reprochó al secretario general de Instituciones Penitenciarias que “no acepten” este tipo de “experiencias piloto” que son “fundamentales” para hacer más “eficaces” instituciones cerradas como la referida. Criticó que “no reconocieron esta experiencia piloto como una posibilidad de renovación de la institución carcelaria en España, sino que la han considerado como un quiste que había que extirpar”.

Llamazares atribuyó estos hechos al “sectarismo y dogmatismo” de la actual dirección de la cárcel, que ha traído “funestas consecuencias”. A su juicio, los responsables consideraron a la UTE como “un peligro frente al que establecieron un cordón sanitario e intentaron aislarla de la sociedad asturiana, pero no lo han logrado”.

Al respecto, recordó la carta abierta dirigida a Yuste y firmada por decenas de organizaciones y colectivos para reprochar la actuación del responsable de prisiones en el tratamiento y reinserción en Villabona.

Denunció que desde Instituciones Penitenciarias han “desmantelado el contenido de la UTE” e insistió en que tan sólo se hayan recogido “parcialmente” las recomendaciones realizadas desde la Oficina de la Defensora del Pueblo para restablecer esta unidad, tras la visita de Soledad Becerril al centro penitenciario. Demandó al Gobierno que “abandone la rebeldía conforme a las recomendaciones de la Defensoría del Pueblo y acaten sus indicaciones”.

El portavoz de Justicia de IU, que lamentó el fallecimiento ayer mismo del último de los internos de la prisión de Villabona, exigió la investigación del deceso y, en su caso, la asunción de responsabilidades. Avisó de que “la dirección política degradada del centro ha fracasado. Ya no valen los enroques. Es necesario cambiar la orientación y la dirección del centro penitenciario”. Sobre este punto, incidió en que al frente de esta institución “tiene que haber una persona con suficiente sensibilidad, que se dé cuenta de lo que es un proyecto piloto y de lo no que es un cortijo privado”, por lo que insistió en pedir la dimisión de Yuste de su actual cargo.