Izquierda Unida se presenta en el arraque de campaña como la “verdadera fuerza de izquierda” preparada para “derrotar a los gobiernos del PP”

Cayo Lara destaca desde Zaragoza que el “primer problema de este país se llama desempleo” y Alberto Garzón apostilla que en este año electoral “no nos jugamos unas actas de diputados”, sino “las próximas generaciones”

Izquierda Unida Federal ha arrancado esta importante campaña de elecciones municipales y autonómicas con un acto en Zaragoza en el que, por boca de Cayo Lara y Alberto Garzón, se ha presentado como la “verdadera fuerza de izquierda” preparada y capaz para “derrotar a los gobiernos del PP”.

El coordinador federal de IU fue el encargo de cerrar este primer encuentro de campaña con la ciudadanía pasadas las 00,00h. oficiales en las que ya se puede reclamar el voto, en un acto que compartió con Garzón y la candidata a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Patricia Luquin.

El máximo responsable federal hizo un llamamiento específico a “derrotar democráticamente a los Gobiernos del PP”, formación que, como se está demostrando día a día en los juzgados con los múltiples casos de corrupción que le salpican, se ha convertido en una “trama, la suma de bandas organizadas para trincar, para delinquir”.

En un tono vehemente y didáctico explicó a los presentes que el “primer problema de este país se llama desempleo”, por lo que se ha comprometido a “aprovechar todo lo que se pueda para crear empleo hasta el último minuto”.

Opinó que “detrás de cada privatización de un servicio público hay un caso de corruptela o corrupción, sin ningún género de dudas” y propuso “’privatizar’ a los inútiles o mangantes, echarlos de las instituciones democráticas”.

Para Lara, las comunidades autónomas y los ayuntamientos deben ser “instituciones garantes de la protección social”, apostando por “utilizar hasta el último recurso de las instituciones para impedir que haya exclusión social” y dar una alternativa “para que nadie tenga que mendigar”.

Consideró imprescindible “recuperar, mantener y transmitir” la memoria histórica porque “se empieza por el olvido y se termina por la indiferencia”. En esta misma línea, indicó que “somos aquellos que estuvimos frente a la política de recortes de Zapatero, en la huelga general, en los piquetes con los sindicatos de clase, enfrente de los 200.000 desahucios que se hicieron con el Gobierno de Zapatero y de la reforma laboral más dura de toda la democracia, que hizo el Gobierno de Rajoy para bajar los salarios”.

En los primeros minutos de campaña, Cayo Lara ha afirmado que “es tiempo de la izquierda”, parafraseando al lema de campaña de IU, e indicó que entre las prioridades de los cargos públicos de IU está el desempleo y mantener los ayuntamientos “libres de corrupción”.

Cayo Lara coincidió en su intervención con Garzón en defender la República como forma de gobierno, y aseveró que “eso de ser medio republicano y medio monárquico nos cuesta mucho de entender”.

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno de España, Alberto Garzón, que intervino en primer lugar para arrancar la noche dijo tajante que “el PP es, sencillamente, una trama de corrupción que se presenta a las elecciones”.

Animó a luchar contra el capitalismo, que es “incompatible con la democracia” y criticó a “la oligarquía económica y política”, a la que culpó de ser la responsable de la crisis económica.

El parlamentario por Málaga en el Congreso señaló que, en este año electoral, “no nos jugamos unas actas de diputados”, sino “las próximas generaciones”. Emplazó a la sociedad a apoyar los principios y valores de IU para que todos los ciudadanos puedan pagar la luz, la vivienda y el acceso a los servicios básicos.

Aseguró también que la oligarquía “tiene muy claro el horizonte de la precariedad permanente que ya estamos sufriendo” porque “hay miles de familias que no pueden comer tres veces al día, no pueden pagar la luz, el agua”.

Garzón indicó que “es tiempo de optimismo”, por lo que propuso a los militantes y simpatizantes “trabajar conjuntamente para que no triunfen las tesis políticas de la derecha de Montoro”, que es un “ejemplo claro de corrupción”.

Citó casos como Gürtel, Bárcenas y el de Rodrigo Rato, que simbolizan “las cloacas del milagro económico” e ironizó al afirmar que el único milagro económico que ha hecho Rato fue “no entrar en la cárcel antes de 2015 ni después”.

Alberto Garzón defendió las candidaturas de IU, que son de “unidad popular”, y se mostró convencido de que en “aquellos lugares donde se ha trabajado la unidad popular” no gobernará la derecha “nunca más”.

La izquierda debe “despertar a la sociedad”, dijo, que “ha vivido narcotizada por la ‘burbuja inmobiliaria’” y por los “viejos relatos” elaborados por “las oligarquías”, animando nuevamente a luchar en la “batalla cultural”.