Garzón asegura en Ferrol que “la unidad popular nos exige inteligencia política, generosidad y altura de miras”

El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha arrancado esta mañana en Ferrol una ronda de encuentros con portavoces de ‘mareas’, responsables políticos y alcaldes en Galicia con la vista puesta en las próximas elecciones generales y la intención de conformar un proyecto de unidad popular de cara a estos comicios. Garzón ha reivindicado que esta propuesta en la que está embarcada IU “nos exige inteligencia política, generosidad y altura de miras”.

El también diputado de Izquierda Unida en el Congreso mantuvo un encuentro con el nuevo alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, así como con el resto de organizaciones que conforman Ferrol en Común. Esta tarde mantendrá también una reunión con activistas de esta ciudad y a partir de mañana tiene pendiente actividades similares en A Coruña, Santiago de Compostela, Ourense, Vigo y Pontevedra, antes de regresar a Madrid el domingo por la noche.

Garzón ha destacado que “no sólo es posible crear un proyecto de unidad popular, sino que es necesario conseguirlo para proteger las demandas de la mayoría social. Nos vamos a dejar la piel por conseguirlo”.

El parlamentario del grupo de la Izquierda Plural en el Congreso reconoció que por el camino se va a encontrar “retos, dificultades y diferencias” entre algunas de las formaciones que podrían conformar el proyecto, aunque ha dejado claro que “los puntos en común de programa son mucho mayores; ahí es donde tenemos que poner el foco”.

Respecto a la hipotética fórmula con la que este proyecto de unidad popular debe presentarse a las elecciones, recordó que “desde Izquierda Unida no abogamos por una ‘sopa de siglas’ ni un simple frente de izquierdas, sino por algo organizado desde la ciudadanía. La unidad se hace horizontalmente. Las siglas o el nombre con el que nos presentemos es lo último”.

“Debemos construir primero los cimientos del edificio –planteó- para, al final, pensar el color que le ponemos al tejado. Y, para ello, todos los actores que queremos participar estamos obligados a dialogar y tratarnos de igual a igual”.